14 de mayo de 2012
14.05.2012
40 Años
40 Años
Comicios

El auge de Los Piratas alemanes fulmina a La Izquierda

El partido Pirata entra por primera vez en la cámara renana al lograr el 7,8% de los votos en el estado federado

14.05.2012 | 10:52
Simpatizantes del partido Pirata celebran en Berlín los resultados de las elecciones.

El auge de Los Piratas alemanes, partido de nuevo cuño que ayer logró escaños en su cuarto estado, Renania del Norte-Westfalia, ha empezado a erosionar a otras formaciones y se ha cobrado su primera víctima, La Izquierda, durante años depositaria del voto de protesta.

Los Piratas entrarán en la cámara renana al lograr un 7,8 % de los votos en el estado federado más populoso de Alemania, lo que consolida la efervescencia de una formación que el pasado otoño se alzó con sus primeros escaños, en la ciudad-estado de Berlín, con un 8,9 % de sufragios.

El buen arranque se atribuyó a su teórica condición de partido generacional, con electorado joven y urbano, fanático de la libertad en internet -de la que son defensores- y con escaso perfil político, ya que su indefinición programática es su segunda gran característica.

El 7,4 % alcanzado en marzo en el Sarre, estado del oeste del país sin grandes concentraciones urbanas, desbarató esta consideración, a lo que siguió un 8,2 % hace una semana en Schleswig-Holstein -un pequeño estado junto a la frontera danesa- y ahora el resultado de Renania del Norte-Westfalia.

Los comicios de ayer, últimos del año electoral alemán, dieron un mazazo a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel, que obtuvo un 26,3 % de los votos y quedó sepultada en su récord a la baja en ese estado, mientras que dispararon al Partido Socialdemócrata (SPD) al 39,1 %.

Al margen de la consolidación para el SPD en ese estado, donde ahora podrá gobernar en holgada mayoría con los Verdes, los comicios dieron otro revés a La Izquierda, aglutinante de la disidencia socialdemócrata y el postcomunismo.

"Los Piratas es la única formación que se nutre de electorado de todo el resto del arco parlamentario, con especial fuerza de aquellos que están más debilitados", señaló Volker Kronenberg, director del Instituto de Ciencia Política de la Universidad de Bonn, en un encuentro con corresponsales extranjeros en Berlín.

El ascenso de la formación se cebó primero con el Partido Liberal (FDP), socio de Merkel en Berlín, que en Schleswig-Holstein y en Renania del Norte-Westfalia se recuperó con un 6,3 % y un 8,6 % de los votos, tras meses con resultados propios de partido marginal.

Línea crítica

La revitalización liberal se debe a dos líderes regionales -Wolfgang Kubicki y Christian Lindner, respectivamente-, representantes de la línea crítica al líder del FDP y ministro de Economía de Merkel, además de vicecanciller, Philipp Rösler.

"En los próximos meses se verá si ello refuerza o mina el liderazgo de Rösler", apuntó el analista, según el cual el FDP fue, durante meses, otra fuente de "nutrición" para los Piratas.

Ahora le llegó al turno a La Izquierda, formación que ya en los comicios regionales de Berlín experimentó una sacudida -bajó del 13,4 al 11,7 %-, especialmente elocuente por ser la mitad este de la capital uno de los feudos tradicionales del voto postcomunista.

En el Sarre, estado de su líder más carismático, el expresidente del SPD Oskar Lafontaine, cayó del 21,3 al 16,1 %.

Peor le fueron las cosas a La Izquierda en Schleswig-Holstein, donde del 6,0 % bajó al 2,2 %, y se quedó sin escaños, lo mismo que en Renania del Norte-Westfalia, al descender del 5,6 al 2,6 %.

"En la caída de La Izquierda coinciden la crisis de liderazgo y la erosión del voto de protesta", afirmó el politólogo.

La Izquierda nació como fusión del Partido del Socialismo Democrático (PDS) y la disidencia socialdemócrata de Lafontaine.

Con esa fusión el nuevo partido abandonó el reducto de formación "regional" propia del este del país -o sea, el territorio de la extinta República Democrática Alemana (RDA)- para lograr sus primeros escaños en el oeste.

Tras años en ascenso, ahora está sin liderazgo claro, a la espera de que Lafontaine -que regresó a la palestra en las elecciones del Sarre, tras pasar a la retaguardia por un cáncer- se pronuncie sobre si asume su liderazgo para tratar de revitalizarla.

En esas condiciones, es la formación más vulnerable al impacto de Los Piratas, nuevos capitalizadores de una forma de voto de protesta o alternativo que anteriormente representó La Izquierda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine