09 de febrero de 2019
09.02.2019

Los sindicatos apremian a Sánchez a tumbar "ya" la reforma laboral

CCOO y UGT congregan a 10.000 sindicalistas para reclamar la revisión de las pensione y la implantación de un registro horario

09.02.2019 | 01:26
Los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, ayer en la asamblea sindical celebrada en Madrid.

CCOO y UGT exigieron ayer al Gobierno central a cumplir su palabra para que saque adelante "ya" las modificaciones de los aspectos más lesivos de la reforma laboral. La asamblea sindical celebrada en la Caja Mágica de Madrid sirvió a los líderes de ambas organizaciones, Unai Sordo y Pepe Álvarez, para reclamar "audacia" al Ejecutivo de Pedro Sánchez a la hora de buscar mayorías parlamentarias y requerir que pase a la acción con la puesta en marcha de las reformas pactadas en la mesa social de diciembre.

"Tenemos cuestiones maduras y ultimadas para constituir un acuerdo, un primer paso para desmontar algunos aspectos de la reforma laboral, como la prevalencia del convenio de empresa y la ultraactividad, así como la implantación de un registro horario", explicó Álvarez. Estos cambios, aseguraron, están "muy avanzados", mientras que "en cartera se quedan otras modificaciones relacionadas con el despido".

El acto congregó a más de 10.000 sindicalistas, de los que 26 eran del Archipiélago. Esther Martín, secretaria de Acción Sindical de CCOO Canarias, subrayó la necesidad de que 2019 se convierta en el año del empleo estable y de calidad. Mas aún, recalcó, porque desde 2015 los beneficios empresariales suman 37.000 millones más que antes de que estallara la crisis. "El gasto en salarios, en cambio, ha caído más de 10.000 millones", lamentó.

Entre las reivindicaciones de los sindicatos también destacan la derogación de la reforma de las pensiones de 2013 y el cumplimiento por parte de las organizaciones empresariales del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva para los años 2018-2020, que fija un incremento salarial anual del 2 %, más un punto adicional, y un salario mínimo en convenio de 1.000 euros.

"O suben los salarios más bajos o vamos a tensionar la negociación de los convenios colectivos", aseguró Álvarez. Ambos han explicado que esta asamblea forma parte de los "prolegómenos" del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y tiene que servir para situar las reivindicaciones relacionadas con la brecha salarial, la desigualdad en las empresas o el acoso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook