14 de enero de 2019
14.01.2019

El 'caso Jesuman' llega a juicio siete años después del inicio de las investigaciones

La Fiscalía acusa de estafa y alzamiento de bienes a Iván Hérnadez Perera y a los hermanos Juan Jesús, José Manuel y José Ignacio Hernández Pérez

14.01.2019 | 00:34
La abogada Carolina García y Juan Jesús Hernández en 2014.

El caso Jesuman llega a su fin. Hoy arranca en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas el juicio en el que están acusados por estafa, estafa agravada y alzamiento de bienes los hermanos Juan Jesús, José Manuel y José Ignacio Hernández Pérez -hijos del fundador del Grupo Jesuman, Jesús Hernández Guzmán- e Iván Hernández Perera, descendiente de José Manuel y sobrino de los otros dos procesados. La Justicia analiza con lupa la expansión del negocio de alimentación en Gran Canaria, tras estar consolidado en Tenerife, siete años después de que se iniciaran las diligencias judiciales. La Fiscalía de Las Palmas solicita una pena de doce años de prisión para cada uno de los tres hermanos mientras que pide 17 años y seis meses de cárcel para Iván. Los acusados se enfrentan, a su vez, a multas entre 43.000 y 63.000 euros y a pagar como responsabilidad civil los trece millones de euros que adeudan a sus proveedores de Gran Canaria, quienes denunciaron el caso de presunta estafa.

La Fiscalía recoge en su escrito de acusación que los hermanos, miembros del Consejo de Administración de Comercial Jesuman en el momento de los hechos investigados, emprendieron la expansión de su negocio "con inequívoco ánimo de obtener un enriquecimiento patrimonial ilícito y sin riesgo económico alguno". Y lo hicieron, asegura, a costa de la mayoría de sus proveedores, "a quienes les hicieron creer que les satisfarían el importe de los créditos que se devengarían en sus relaciones comerciales sin que en ningún caso los acusados tuvieran la intención de abonarlos íntegramente".

Los procesados por esta trama de supuesta estafa se valieron, según sostiene el Ministerio Público, de la entidad 2021 Alimentcanarias, que fue constituida en el año 2000 por José Manuel -propietario del 99% de las acciones- e Iván -que tenía el 1% de las acciones y fue designado como administrador único-. Esta entidad llevó a cabo una ampliación de capital en 2005 suscrita al 100% por Comercial Jesuman por un importe algo superior a los tres millones, por la que obtuvo 4.992 acciones, equivalentes al 96,15% de su capital social. El fiscal apunta que en la ampliación de sus negocios los acusados también crearon más de 40 "sociedades instrumentales" para desplegar una red de supermercados, la mayoría bajo la marca Cerca.

En esa expansión, los investigados contrataron "importantes y experimentados proveedores", al menos trece según recoge el escrito de la Fiscalía, que se dedicaban a la instalación de fábrica de tartas, al suministro de materiales, abonos o fertilizantes, al abastecimiento de productos cárnicos, a la instalación de maquinaria de panadería y pastelería, a la publicidad y diseño, al montaje de instalaciones eléctricas o les sirvieron para el arrendamiento de inmuebles, locales y granjas avícolas.

"El máximo provecho"

El Ministerio Fiscal sostiene que a partir de mediados de 2006, los acusados consumaron "el plan inicial" cuando abandonaron progresivamente su actividad en Gran Canaria, "obteniendo el máximo provecho" de los proveedores al eludir, según destaca, el pago de las deudas contraídas con ellos.

¿Cómo? La Fiscalía detalla, de un lado, que Iván desatendió "deliberadamente" facturas y giró sucesivos efectos cambiarios adscritos a cuentas corrientes sin fondos y, de otro, que transfería a Comercial Jesuman, "en connivencia con los administradores" de la misma durante aquella época, los últimos ingresos que la actividad "menguante" aún generaba. A ello se suma que Iván se va a vivir a China, por lo que incluso el juez dictó una orden internacional de detención en su contra hasta que el investigado se presentó en el Juzgado para declarar.

Comercial Jesuman defiende que no tiene nada que ver con este supuesto entramado de estafa, pero la Fiscalía mantiene que Iván, en unión con el resto de acusados, confeccionaron "de forma espuria, por cuanto inexistente", un contrato privado de recompra de las 4.992 acciones de 2021 Alimentcanarias por parte de la misma "en una supuesta operación de autocartera" por 2,7 millones. Para el Ministerio Público es así como Comercial Jesuman se desvinculó de forma "torticera" de 2021 Alimentcanarias.

El fiscal concluye que los hermanos Juan Jesús, José Manuel y José Ignacio Hernández Pérez e Iván Hernández Perera son coautores de un delito continuado de estafa. Asimismo, considera que el sobrino de dos de los procesados e hijo de uno de ellos es también autor de un delito continuado de alzamiento de bienes mientras que determina que sus tíos y su padre son, en este caso, cooperadores necesarios. Las acusaciones particulares han pedido hasta 24 años de prisión y la suma de más delitos, como los de insolvencia punible, delito societario o falsedad documental. El procedimiento cuenta, a su vez, con sendas investigaciones de la Guardia Civil y de la Agencia Tributaria.

Comercial Jesuman es unas de las principales empresas del Archipiélago. En 2016 fue la décimo quinta empresa de las Islas con mayor volumen de facturación. No en vano, sus ventas crecieron un 2,73% entre 2015 y 2016 hasta situarse en los 142,9 millones. Asimismo, el número de empleados pasó de 363 a 389. El grupo cuenta con varios marcas de establecimientos, como Alteza, Tu Trébol, La Hucha o Cash and Carry. Desde la dirección de la entidad se recuerda que en esta causa no se enjuicia la labor de Comercial Jesuman, entidad que, según insiste, nunca se ha puesto en cuestión ni se ha encontrado en una situación "tan desagradable".

Los acusados llegan al juicio, que está previsto que dure dos semanas, sin defensa conjunta. Existen discrepancias entre ellos y cada investigado acude con su propio abogado. Actualmente José Ignacio Hernández es el administrador único de Comercial Jesuman. Desde la dirección de la sociedad insisten en que el proceso "está lleno de un conjunto de indicios" que no han sido demostrados y que "cualquier proceso penal no se puede basar en indicios, sino en demostraciones".

A lo largo del proceso de instrucción las defensas de José Ignacio y Juan Jesús han aportado pruebas con las que pretenden quedar libres de la responsabilidad que, según apuntan desde la dirección de Comercial Jesuman, se derivan de las actuaciones de Iván, el principal investigado en esta causa. Por otro lado, José Manuel presentó a finales de 2016 un recurso de apelación en el que sostiene que tras constituir junto con su hijo 2021 Alimentcanarias en el año 2000, se hizo una ampliación de la capital en 2005 por la que la sociedad comenzó a estar controlada por Jesuman. Hasta la fecha, sostiene en el recurso, se había cumplido con todas las obligaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook