03 de enero de 2019
03.01.2019

Volkswagen cierra 2018 como la marca más vendida en Canarias

La enseña que gestiona el grupo Domingo Alonso incrementa sus ventas en ambas provincias

03.01.2019 | 00:09
Volkswagen cierra 2018 como la marca más vendida en Canarias

Volkswagen cerró 2018 como la marca más vendida en Canarias. La enseña acumula así 14 años consecutivos liderando el sector en la Comunidad Autónoma, y lo hace, además, con un incremento de las ventas en ambas provincias.

La firma alemana, que tiene en Canarias a su cuarto importador más antiguo del mundo, el Grupo Domingo Alonso, vendió el año pasado en el mercado regional un total de 10.979 automóviles: 9.079 turismos y 1.900 vehículos comerciales. Fueron 6.357 turismos vendidos en la provincia de Las Palmas -incluidos todoterrenos- y 2.721 en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Se trata del mayor volumen de ventas en ambas demarcaciones en un año en el que, además, el negocio creció un 5,4% en el número de matriculaciones en las Islas, según los datos difundidos ayer por las patronales del sector Faconauto, Anfac y Ganvam. No obstante, el crecimiento de Volkswagen es sensiblemente superior a esa subida global, de un 21% en la provincia de Las Palmas y de un 24,5% en la de Santa Cruz de Tenerife. Es decir, Volkswagen crece muy por encima de la media en un año de crecimiento generalizado en el subsector de los turismos y todoterrenos, de los que se vendieron 63.470 unidades en 2018.

Buena parte de los resultados de Volkswagen se deben a su ya clásico modelo Polo, con 4.855 unidades vendidas en el año de lanzamiento de su nueva versión, con lo que continúa siendo el modelo más vendido en Canarias por sexto año consecutivo. Además, el no menos clásico modelo Volkswagen Golf consiguió el liderazgo, por su parte, en el canal de ventas a entidades privadas. En lo relativo al segmento de los vehículos comerciales, desde Volkswagen y Domingo Alonso Group hicieron ayer hincapié en que los canarios "vuelven a demostrar su devoción por la T6, colocando al modelo una vez más como líder en su segmento".

En cuanto a los datos de diciembre, que las patronales del sector publicaron ayer junto con el acumulado anual, las entregas de turismos y todoterrenos en el mercado isleño se situaron en 5.280 unidades, lo que se traduce en un aumento del 3,21% en comparación con el mismo mes de 2017.

El presidente de la Federación de Importadores y Distribuidores canarios (Fredica), Rafael Pombriego, destacó ayer que el sector ha consolidado su recuperación en los últimos ejercicios pero que, sin embargo, para el año 2019 considera que existen "importantes nubarrones". Por una parte, la continuación de la tensión política, que se verá aumentada con las citas electorales programadas para 2019. Por otra parte, la situación macroeconómica del país por el efecto del brexit, el nivel de endeudamiento y las políticas de tipos que puede comenzar a aplicar el BCE, circunstancias que generan "una fuerte inestabilidad, a la que se unen los planteamientos contra la venta de vehículos térmicos y la nueva movilidad".

Rafael Pombriego se detuvo también en la lucha que ha emprendido el Gobierno de Pedro Sánchez contra los vehículos diésel so pretexto de la protección del medio ambiente. "Las medidas anunciadas por el Gobierno de España contra el vehículo diésel han supuesto una fuerte reducción de la matriculación de esta tipología de vehículos, desviándose las ventas no a la compra de vehículos alternativos limpios, sino a vehículos de gasolina", remarcó el dirigente de la patronal. De hecho, las cifras en las Islas atestiguan ese trasvase a ventas de gasolina, no necesariamente coches menos contaminantes.

Los datos de Anfac, Faconauto y Ganvam son concluyentes en este sentido. En la provincia de Las Palmas se vendieron el año pasado 33.998 turismos -incluidos todoterrenos- de gasolina, lo que supone un incremento de un 10,95%. En cambio, las matriculaciones de automóviles diésel sumaron 4.774, esto es, un 20,96% menos. El incremento de las ventas del resto de vehículos -híbridos, eléctricos o GLP- es de más de un cien por cien, pero, sin embargo, su peso en el marcado es aún residual, con solo 1.538 unidades. En el caso de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, la radiografía del mercado por tipo de combustible es similar a la de la demarcación de Las Palmas. Se vendieron 19.751 turismos y todoterrenos de gasolina, es decir, un 4,59% más, mientras que se desplomó un 22,17% el segmento de los vehículos diésel, con 2.665 unidades matriculadas. Los híbridos y eléctricos apenas sumaron 744 unidades vendidas, lo que pone de manifiesto ese escaso peso en el conjunto del sector.

Rafael Pombriego insistió también en una de las reivindicaciones que el sector del automóvil de las Islas lleva sosteniendo en los últimos meses: la rebaja del IGIC. En esta línea, el presidente de Fredica considera que dado el carácter del automóvil como bien necesario para la mayoría de los canarios, la tributación de los vehículos para uso particular debería ser el tipo general de IGIC, el 6,5%. "La fiscalidad excesiva para este tipo de bienes no está en absoluto justificada", subrayó Pombriego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook