08 de diciembre de 2018
08.12.2018

Acusación de fraude a la heredera de Huawei por burlar la restricción a Irán

La detención de Meng Wanzhou, directora financiera de la tecnológica, empeora las relaciones entre la Casa Blanca y China

08.12.2018 | 00:28
Acusación de fraude a la heredera de Huawei por burlar la restricción a Irán

Bruselas se confiesa "preocupada"

  • El vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Agenda Digital, Andrus Ansip, asegura que hay razones para estar "preocupados" por los riesgos para la seguridad que puedan plantear compañías tecnológicas chinas como Huawei, de las que ha dicho que se ven obligadas a dar información a la Inteligencia de su país. "La pregunta es si debemos estar preocupados por Huawei u otras empresas chinas. Y sí, creo que debemos estar preocupados por esas compañías", declaró en una rueda de prensa en Bruselas. "No es una buena señal que haya empresas que tiene que abrir sus sistemas a algún tipo de Servicio de Inteligencia". Huwei mostró ayer su "sorpresa" por las declaraciones de Ansip. En un comunicado "rechaza tajantemente" toda acusación de que sea una "amenaza para la seguridad" y por ello pide al vicepresidente comunitario diálogo para resolver lo que considera un "malentendido" y continuar con la cooperación de largo tiempo que dice mantener con Europa, como empresa privada. "Somos parte de la solución, no parte del problema. Nunca ningún gobierno ha pedido a Huawei que abra o interrumpa ninguna red y nunca toleraríamos", asegura. EP

La Fiscalía de Estados Unidos reclama a Canadá a la directora financiera de la tecnológica china Huawei, Meng Wanzhou, por cargos de fraude por intentar burlar las sanciones financieras dictadas contra Irán, según ha informado en la audiencia judicial celebrada ayer en Vancouver.

Meng, de 46 años, fue detenida el pasado 1 de diciembre -mientras hacía escala en dirección de México- a petición de Estados Unidos, como parte de una investigación más amplia sobre un presunto plan de Huawei para usar el sistema financiero internacional para eludir las restricciones impuestas por Washington a Teherán.

El detalle de la acusación se ha conocido durante la audiencia judicial que tuvo lugar en el Tribunal Supremo de la Columbia Británica en medio de una gran expectación mediática. Meng, hija del fundador de Huawei y su posible sucesora al frente de la segunda compañía mundial de teléfonos móviles, llegó acompañada de dos abogados y un intérprete.

Las autoridades canadienses deben decidir ahora si extraditan a Meng a Estados Unidos para que sea juzgada allí por dichos delitos. El proceso, en función de un acuerdo bilateral entre Estados Unidos y Canadá, puede demorar meses o incluso años para ser exitoso, debido a las muchas posibilidades de apelación.

La detención, en cualquier caso, empeora aún más las relaciones entre la Casa Blanca y el gigante asiático, sumidos en una guerra comercial. Este misma semana ambas partes se dieron en el encuentro de G 20 en Argentina 90 días de tregua para solventar sus diferencias. Trump aceptó dejar en el 10 % los aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares a partir del 1 de enero de 2019, y no subirlos por ahora al 25%, como estaba previsto.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang, reprochó ayer que ni Canadá ni Estados Unidos hayan proporcionado pruebas de que Meng haya violado la ley en alguno de los dos países, por lo que exigió su liberación inmediata.

Hasta que la situación de Meng se resuelva, Liang Hua ha sido designado como director financiero interino. La prensa china ha acusado a Estados Unidos de atacar a Huawei para frenar su expansión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook