09 de noviembre de 2018
09.11.2018

La central diésel de El Palmar cumple 50 años dando energía a La Gomera

09.11.2018 | 01:09
Pablo Casado, director general de Endesa en Canarias, durante el acto.

La central diésel El Palmar cumple este año medio siglo al servicio de la demanda energética de La Gomera y, para celebrarlo, ayer tuvo lugar un evento conmemorativo que contó con la presencia del director general de Endesa en Canarias, Pablo Casado, y el director de Generación de las Islas, Javier Granja, a los que se sumaron el vicepresidente segundo del Cabildo insular, Alfredo Herrera, el primer teniente de alcalde de San Sebastián, Eleazar Jesús Borrego, los alcaldes de Hermigua, Pedro Negrín, Valle Gran Rey, Ángel Piñero, Alajeró, Manuel Ramón Plasencia, y un representante del ayuntamiento de Agulo, además de otras autoridades y representantes económicos y sociales de la Isla, quienes quisieron felicitar al equipo humano que actualmente trabaja en la instalación, encabezado por Carlos Escuela, así como a empleados prejubilados y jubilados, que se unieron a la celebración.

Las obras de la central las inició el antiguo Instituto Nacional de Industria (INI) de la mano de la empresa RIFU (Riegos y Fuerzas de La Palma), que se hizo cargo de la electrificación de la Isla en la década de los sesenta, iniciándose la construcción en 1967 tras la solicitud realizada por el Cabildo. Así, la central se inauguró en 1968 con dos grupos, que jugaron un papel fundamental para el desarrollo económico de los distintos municipios. Posteriormente, en 1970, cuando el INI se hizo con el control de Unión Eléctrica de Canarias (Unelco), la central pasó a integrarse en los activos de esta empresa, hoy Endesa, que a su vez forma parte del Grupo Enel.

Historia de la electrificación

Este evento no solo conmemoró los 50 años de esta infraestructura, sino la propia electrificación de La Gomera, que se inició con el funcionamiento de la central, en octubre de 1968. Un año después de su puesta en marcha se inauguró también la primera fase del plan de electrificación de la Isla, de San Sebastián a Hermigua.

Desde su inauguración, la central diésel El Palmar ha sido un punto neurálgico del sistema eléctrico y actualmente sigue siendo una instalación vital para garantizar el suministro energético de la Isla. En la actualidad, la central cuenta con diez grupos de generación que suman 22,9 MW [megavatios] y a cierre de 2017 generó 74,1 GWh [gigavatios hora] de electricidad, lo que supone más del 99% de la energía que demandó la Isla durante el año.

La central, de forma directa e indirecta, emplea a medio centenar de trabajadores y genera una significativa actividad económica a través de la contratación de trabajos con las empresas de servicios de mantenimiento, apoyo y aprovisionamiento. La central de El Palmar realiza constantes adaptaciones para adelantarse a las exigencias de la normativa medioambiental y mejorar la eficiencia en sus procesos, informó Endesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook