22 de agosto de 2018
22.08.2018
Inversión

Qué son las Sicav, las sociedades de inversión cuya supresión pide Podemos para apoyar los Presupuestos

El Gobierno se estaría planteando su supresión para obtener el apoyo de Podemos a los Presupuestos

22.08.2018 | 09:47
Las Sicav pagan un 1 % de impuestos.

La supresión de las Sicav o sociedades de inversión de capital variable es una de las condiciones que plantea Podemos para dar su apoyo al proyecto de Presupuestos del Gobierno, un requisito que el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez se estaría planteando, según diversos medios, para asegurarse el respaldo a las cuentas.

¿Qué son las Sicav?


Una Sicav o sociedad de inversión de capital variable es un instrumento utilizado principalmente por grandes fortunas porque les permite invertir parte de su dinero y diferir el pago de impuestos gracias a la creación de una sociedad anónima destinada únicamente a invertir en activos financieros. Las Sicav son bastante comunes en Europa no solo entre las familias más acaudaladas, sino también como instrumento para gestionar fondos de inversión, gracias a sus ventajas fiscales: se paga un 1 % de impuestos por los rendimientos y plusvalías que generen.

Para crear una Sicav se deben cumplir algunos requisitos, como contar con al menos cien accionistas y un capital mínimo de 2,4 millones de euros; en el caso de una Sicav por compartimentos, el capital mínimo desembolsado es de 480.000 euros. Existen también restricciones a la inversión del capital de la Sicav, que debe estar destinado principalmente a valores admitidos a cotización y diversificado entre distintas sociedades. Aún así, el favorable tratamiento fiscal sigue siendo el gran gancho para la creación de una Sicav. Entre las mayores de España están Morinvest, en la que participa la empresaria Alicia Koplowitz; y Allocation, vinculada a la familia del Pino.

Condiciones de Podemos


Al margen de las propias Sicavs de grandes fortunas, hay numerosos fondos de inversión creados en el extranjero y comercializados en España que son gestionados por este tipo de sociedades de inversión y que suelen estar domiciliadas en Luxemburgo.

Además de las Sicav, Unidos Podemos ha remitido al Gobierno una batería de propuestas, recogidas en el documento 'Dejar atrás la austeridad', que tendrían que ser adoptadas para que el grupo apoye la nueva senda de estabilidad, entre las que figura renegociar el objetivo de déficit o la puesta en marcha de nuevos impuestos.

En el documento, Unidos Podemos propone al Gobierno renegociar el objetivo de déficit del próximo año para situarlo por encima del 1,8 % del PIB acordado con Bruselas -aunque podría reducirse al 1,3 % si finalmente el Congreso no aprueba la senda-, al considerar que cumplir esa meta implicaría realizar ajustes.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya ha descartado en varias ocasiones esta opción, al considerar que no puede adoptarse un mayor margen del que permite Bruselas.

Unidos Podemos también reclama derogar la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera porque da prioridad al pago de la deuda sobre otras inversiones y concede poder de veto al Senado a la hora de votar los objetivos de déficit.

Entre otras medidas, plantea un impuesto a la banca, un tipo mínimo efectivo de sociedades del 15 % -ambas opciones ya anunciadas por el Gobierno-, un impuesto de solidaridad de las grandes fortunas, eliminación de las sociedades de inversión de capital variable (sicav), supresión de las deducciones fiscales de los planes de pensiones privados o incremento del tipo marginal del IRPF en los tramos más altos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook