12 de julio de 2018
12.07.2018

Bruselas rebaja su previsión de crecimiento para España este año al 2,8%

El Ejecutivo comunitario lo atribuye a un aumento mayor de lo previsto de los precios del combustible

12.07.2018 | 10:42

La Comisión Europea (CE) revisó este jueves a la baja en una décima su previsión de crecimiento para la economía española en 2018, hasta el 2,8 %, mientras que redujo en dos décimas sus estimaciones para la Unión Europea (UE) y la eurozona, hasta el 2,1 % en ambos casos.

Detrás de esta rebaja en comparación con sus cifras de mayo están las tensiones comerciales globales que han minado la confianza, así como el aumento de los precios del petróleo y la incertidumbre política en algunos países europeos.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, explicó durante la presentación de las previsiones macroeconómicas de verano que las tensiones comerciales son "el principal riesgo a la baja" para la economía europea y subrayó que, si bien hasta el momento el impacto ha sido "limitado", existe el peligro de una "escalada" muy perjudicial.

Estados Unidos, que abrió la perspectiva de una guerra comercial al imponer aranceles a las importaciones de varios países, estudia ahora entre otras cosas imponer aranceles a los coches europeos, lo que conllevaría una respuesta de sus socios.

Bruselas advierte del impacto que tendría y teme incluso que se materialice en forma de desconfianza antes de aplicar las medidas.

Otros riesgos son el aumento del precio del petróleo que reduciría el poder adquisitivo de los hogares, la volatilidad en los mercados financiero o la incertidumbre por el "brexit".

Sin embargo, indicó el comisario, Bruselas estima que "la economía sigue siendo sólida y los fundamentales robustos" y Europa seguirá creciendo apoyada en política acomodaticia del Banco Central Europeo y la mejora del mercado laboral, pese a la ralentización que continuará también en 2019.

Para ese año el Ejecutivo comunitario mantuvo sus previsiones con respecto a mayo: un 2 % tanto en la UE como en la eurozona y un 2,4 % en España.

La tendencia en España es similar a la del conjunto de la Unión Europea, aunque es la única de las grandes economías de la eurozona que crecerá por encima de la media y la rebaja en su previsión para 2018 es menos importante: la de Francia fue rebajada tres décimas hasta 1,7 %; la de Alemania, cuatro décimas hasta 1,9 %; y la de Italia dos décimas hasta 1,3 %.

La Comisión señaló en su informe que "la economía española creció un 3,1 % en 2017 y continua mostrando, hasta el momento, pocos signos de ralentización", con un crecimiento del 0,7 % en el primer trimestre del año que espera se repita en el segundo, apoyada en el consumo y la construcción.

Sin embargo, de cara al final del año y el ejercicio próximo, Bruselas advierte de que "el aumento mayor de lo anticipado en los precios del combustible" desde la primavera tendrá un impacto negativo sobre la demanda en 2018 y "en menor medida" en 2019.

El consumo y la inversión en construcción, dice, seguirán siendo los principales factores que sostengan la demanda.

Al mismo tiempo, calcula que el "entorno exterior menos favorable" hará que las exportaciones, uno de los principales motores del crecimiento en los últimos meses, hagan una contribución "ligeramente menor".

En el lado positivo, Bruselas espera que las "medidas expansivas" incluidas en los Presupuestos Generales de 2018 "den un impulso adicional al crecimiento", sobre todo a través del consumo privado, que debería verse también potenciado por un aumento "más alto de lo esperado" de los salarios y la "dinámica creación de empleo".

Sin embargo, en el cómputo global, la Comisión cree que este impulso no será suficiente para compensar el impacto negativo de los otros factores, lo que ha provocado la rebaja.

Con todo, el Ejecutivo comunitario es más optimista para 2018 que el Gobierno, que prevé un crecimiento del 2,7 % este año y del 2,4 % el próximo.

Por otra parte, la Comisión actualizó al alza sus previsiones de inflación por el aumento de lo precio del petróleo: dos décimas en 2018 tanto en la UE como en la eurozona, hasta el 1,9 % y el 1,7 %, respectivamente.

En 2019 espera que sea del 1,8 % en la UE y del 1,7 % en el área del euro.

En España se situará en el 1,8 % este año y en el 1,6 % el próximo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook