01 de julio de 2018
01.07.2018

"La formación es el mejor medio de evitar la exclusión"

01.07.2018 | 00:24
"La formación es el mejor medio de evitar la exclusión"

¿Cómo explica una persona que se define como competitiva pero no ambiciosa haber llegado a ser vicepresidente primero de Mapfre?

Una de las características que tiene Mapfre es que en sí constituye para quienes trabajamos aquí una gran oportunidad de manera permanente. Afortunadamente, tengo la fortuna, el honor y la responsabilidad también de ser hoy el vicepresidente primero de la compañía. Cuando era el responsable territorial en Canarias, ya me consideraba el rey del mundo, entre otras cosas porque Mapfre en las Islas es muy importante, proporcionalmente más que en otros sitios. Pero la empresa me ha ido dando oportunidades y yo las he ido agarrando. En las multinacionales es difícil decir que no. Si, además, te gusta tu trabajo, pues lo haces encantado. Si me apura, es una cuestión natural, la empresa te da oportunidades y las vas aprovechando. Evidentemente hay que hacerlo bien, porque de lo contrario esas oportunidades no siguen llegando.

¿Cómo ve un canario como usted al Archipiélago desde la distancia?

Antes de nada soy canario y ejerzo como tal. Es raro que en una conversación con alguien que acabo de conocer pasen tres minutos sin decirle que soy canario y, además, de la UD Las Palmas. Me gusta mi tierra, el color, el olor y el sabor que desprende. Siempre que tengo vacaciones, Navidad, Semana Santa y verano, vuelvo a Canarias. Mi mujer también es canaria y, por tanto, las familias de ambos lo son. Allí están los amigos, que continúan siendo los de toda la vida. Aquí en Madrid yo digo que nuestra casa es el segundo hogar canario, porque recibimos a muchos amigos que vienen de las Islas y nos encanta hacerlo. Por supuesto, ya le adelanto que cuando me jubile, me vuelvo a Canarias, lo tenemos clarísimo.

Además de vicepresidente primero de Mapfre, usted es también presidente de la Fundación Mapfre Guanarteme.

Es de las cosas más bonitas de mi vida, porque es algo que me permite ser hombre bueno en mi tierra. Fíjese que en Mapfre tenemos dos fundaciones, una de ámbito mundial y la Mapfre Guanarteme, que es exclusiva para Canarias. Tenemos tres millones y medio de euros de presupuesto y el esfuerzo principal que estamos haciendo es precisamente en formación. Además, en diferentes niveles. El catálogo va desde la excelencia, mediante la concesión de becas para estudiar en Estados Unidos, pasando por la especialización en ámbitos como el de la sanidad, con formación en las mejores clínicas del mundo; y llegando también a becas o apoyo o formación para la gente joven que corre el riesgo de entrar en zona de exclusión social. Estamos convencidos de que la mejor forma de sacar a la gente de la exclusión social es a través de la formación. Estamos tan seguros, porque es el primer paso para la empleabilidad y por eso cada vez hacemos un mayor esfuerzo en ese sentido. No vamos a apartar el foco del ámbito educativo y formativo, y, además, manteniendo esos diferentes niveles a los que nos dirigimos. Estamos absolutamente obsesionados con tener en cuenta todos los estratos, porque la sociedad los tiene. Aparte, la fundación también afronta actividades culturales, muy importantes también, pero no puedo dejar de reconocer que la formación y la educación son nuestros objetivos principales.

¿Qué opinión tienen de ustedes los clientes?

Cuando hablas a los ciudadanos del sector asegurador en general, no muestran una muy buena opinión. Sin embargo, cuando les preguntas por una compañía en concreto, al menos en el caso de la nuestra resulta que tienen una opinión extraordinariamente favorable. De hecho, en las encuestas Merco salimos todos los años entre los diez primeros de todos los sectores y, en ocasiones, entre los tres primeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook