12 de mayo de 2018
12.05.2018

El precio de la gasolina se dispara tras la intervención de Trump en Irán

Los hidrocarburos marcaron su máximo anual en las Islas horas antes de que el presidente estadounidense anunciara la ruptura unilateral del pacto antinuclear

12.05.2018 | 03:59
El precio de la gasolina se dispara tras la intervención de Trump en Irán

El precio de la gasolina se ha disparado en los últimos días tras el anuncio de la Casa Blanca de la ruptura unilateral del acuerdo antinuclear suscrito con Irán a mediados de 2015. Y los canarios ya lo están sufriendo en sus bolsillos cada vez que paran para repostar combustible en una estación de servicios. Desde el 1 de abril, cuando los isleños pagaron la gasolina más barata del año, hasta el anuncio de Washington, el coste del combustible de 98 octanos se ha incrementado un 9,8% en la provincia de Las Palmas -de 1,045 euros por litro a 1,148- e incluso más, un 11,8%, en la demarcación de Santa Cruz de Tenerife -de 0,976 a 1,091 euros el litro. Por su parte, la gasolina de 95 octanos aumentó su precio en las islas orientales casi un 5% -de 0,971 a 1,017 euros/litro- y un 4,6% en las islas occidentales -de 0,908 a 0,95 euros por litro.

Pero ¿hasta qué punto están pagando los ciudadanos del Archipiélago la tensión internacional a que ha dado lugar la decisión del presidente estadounidense?, el siempre controvertido Donald Trump. En el caso de un canario con un coche con depósito de 55 litros, la crisis Trump-Irán le cuesta seis euros más de media si llena el tanque con gasolina 98, y hasta dos euros y medio si lo llena con gasolina 95 tomando como referencia los mínimos anuales. Y si su turismo tiene un depósito de 40 litros, llenarlo con 98 le saldrá casi 4,4 euros más caro, que serían 1,8 euros si se decidiera por la de 95.

Estados Unidos (EE UU) e Irán firmaron en 2015 el ahora roto pacto antinuclear. "Hemos frenado la expansión de las armas nucleares en Oriente Próximo", anunciaba el entonces inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama. No en vano, el eje del acuerdo fue que el régimen de los ayatolás limitaría su programa para el desarrollo nuclear a cambio, fundamentalmente, de que Naciones Unidas levantara las sanciones que pesaban sobre Teherán precisamente por su programa nuclear. El fin de las sanciones sirvió para promover, en definitiva, la producción petrolera iraní -Irán es el cuarto mayor productor de petróleo-, de modo que la ruptura del pacto ha sacudido el mercado del crudo inmediatamente, llevando el coste del barril de Brent, el de referencia en Europa, hasta los 77 dólares, un 3% más, solo horas después del anuncio de Trump. Y si el barril se encareció de inmediato, también inmediatamente se encarecía en Canarias el precio de la gasolina.

De hecho ni siquiera hizo falta que el magnate pusiera rostro a lo que ya era un secreto a voces para que los precios se dispararan en las Islas. Bastaron los primeros mensajes y noticias extraoficiales para que ya el pasado martes día 8, horas antes de que Trump se pusiera ante las cámaras, el precio de la gasolina alcanzara sus máximos anuales en la Comunidad Autónoma.

En la provincia de Las Palmas, el litro de gasolina 98 llegaba el martes a una media de 1,155 euros, según los datos que diariamente publica el sitio web dieselogasolina.com. El jueves incluso subió hasta los 1,157 euros el litro, su techo anual. En el caso de las gasolineras de la provincia de Santa Cruz de Tenerife -históricamente más baratas que las de la demarcación oriental-, el precio del litro de combustible de 98 octanos llegaba a los 1,12 euros, igualando así el máximo anual contabilizado el 18 de marzo. En cuanto a la gasolina de 95 octanos, el litro en la provincia de Las Palmas costaba el jueves, un día después de la ruptura oficial del pacto entre Washington y Teherán, 1,032 euros, un nuevo techo. En las islas de la demarcación occidental, el nuevo récord anual -0,989 euros por litro de gasolina 95- no esperó tanto y se registró el mismo día 8 casi en paralelo al discurso de Donald Trump.

Los récords se sucedían así horas antes u horas después del fin del acuerdo en todas las provincias de España, que es precisamente uno de los países más amenazados por las restricciones que a su vez amenazan nuevamente a Irán. No en vano, España es uno de los Estados europeos con mayor dependencia del exterior y de las importaciones para satisfacer su demanda energética.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook