13 de abril de 2018
13.04.2018

UGT y CCOO se desvinculan de la lucha por los derechos de las 'kellys'

12.04.2018 | 22:52

La Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) no asistirán a la rueda de prensa que han convocado para hoy el colectivo de camareras de pisos y sindicatos minoritarios. Para justificar su ausencia alegaron ayer que estos grupos propician en "buena medida" los problemas de esas trabajadoras.

En un comunicado, UGT y CCOO indicaron que no comparten las posiciones "beligerantes" de los sindicatos minoritarios, "ya que en muy buena medida parte de la problemática viene propiciada por sus actuaciones".

Ambos sindicatos reiteraron que están a favor de la "inmensa" mayoría de las reivindicaciones del colectivo de camareras de pisos, "como no puede ser de otra manera, ya que venimos defendiendo y trabajando por estas reclamaciones" desde 2005.

UGT y CCOO instaron al Gobierno de Canarias a abrir una mesa sectorial de hostelería con los agentes sociales más representativos, para hacer el seguimiento de la mesa de diálogo social estatal de hostelería. En este organismo se abordan los problemas laborales del sector y, de forma particular, los de las camareras de pisos.

En esa mesa sectorial de hostelería, a juicio de UGT y CCOO, se deberían "volcar" los trabajos que realiza el Instituto Canario de Seguridad y Salud Laboral (Icasel) para la mediación de cargas de trabajo, la prevención de riesgos laborales y el reconocimiento de enfermedades profesionales.

Según estos dos sindicatos, en esa mesa también debería ser materia de análisis el estudio de penosidad contrastado en materia de salud laboral, con tres vertientes, como son la preventiva, la salarial y la "más que probable" implantación de coeficientes reductores que regulen una jubilación anticipada para este colectivo.

También reclaman una negociación sobre la revisión salarial del convenio de hostelería de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, en el que, además de lo anterior, se haga hincapié en una subida del salario del 5 por ciento anual durante los años de vigencia del mismo y en ampliar los esfuerzos para eliminar la brecha de género.

Una diferenciación salarial que los pactos de "Sindicalistas de Base han causado a los colectivos más feminizados", con lo que alude a los pluses de productividad o de convenio, que a juicio de UGT y CCOO deberían pasar a llamarse "pluses de la vergüenza".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook