13 de marzo de 2018
13.03.2018

El Gobierno central estudia ligar las pagas de viudedad a los impuestos

Rajoy plantea reforzar la financiación sin subir impuestos mientras la calle eleva la presión

13.03.2018 | 00:04

Las pensiones están en la agenda política y ciudadana de esta semana con dos hitos principales: mañana, miércoles, el Congreso de los Diputados debatirá la situación del sistema público en un pleno monográfico; el sábado, los jubilados reanudarán las movilizaciones en la calle, en el caso de Canarias con manifestaciones en las dos capitales. En ese contexto, los partidos perfilan sus propuestas para reforzar la financiación de las pensiones. Entre ellas figura una del Gobierno que consiste en pagar las prestaciones de viudedad y orfandad con cargo a los impuestos generales y concentrar los ingresos por cotizaciones sociales en las pensiones de jubilación.

Esta última es una de las opciones que, según medios gubernamentales, estudia llevar al Congreso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Supone "profundizar en la separación de fuentes de financiación" del sistema. Siguiendo las recomendaciones del Pacto de Toledo, las pensiones no contributivas o asistenciales ya se pagan con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, lo que también ocurre con los llamados complementos a mínimos (cantidades que reciben los pensionistas con ingresos más modestos para alcanzar los mínimos que se fijan por ley).

Pagar las pensiones de viudedad (79.524 en Canarias) y orfandad (16.760) con los tributos generales cerraría en apariencia el déficit de la Seguridad Social (unos 18.000 millones en 2017), de modo que los ingresos por cotizaciones sociales bastarían para pagar las demás prestaciones e incluso para actualizarlas con más generosidad que ahora (por encima del 0,25% que ha desencadenado las protestas en la calle). Sin embargo, una reforma así no resolvería el problema financiero, únicamente lo cambiaría de sitio dentro de las cuentas públicas

La posibilidad de sacar las pensiones de viudedad y orfandad -en total, unos 23.000 millones de euros al año- de las cuentas de la Seguridad Social es visto con recelo por otros partidos políticos, caso del PSOE. Se teme que un paso así conduzca con el tiempo a la transformación de pensiones que ahora son contributivas (calculadas según el historial de cotización de la persona fallecida) en prestaciones asistenciales y por lo tanto de menor cuantía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine