01 de marzo de 2018
01.03.2018
Movimiento feminista

Delantales en el balcón, la señal para apoyar la huelga en el hogar el 8 de marzo

Se trata de un gesto para denunciar la mayor carga de trabajo que deben afrontar las mujeres en casa

01.03.2018 | 18:31

La desigualdad en el hogar

  • Según el INE las mujeres dedican 26,5 horas semanales a actividades de trabajo no remunerado, como el cuidado de la casa y los hijos, frente a las 14 horas que a lo mismo, destinan los varones.
  • La OCDE afina y calcula la diferencia en minutos por día: Ellas emplean 258,1; cuatro horas y media de lunes a domingo para ocuparse del hogar y de los dependientes que lo habitan. Ellos, por contra, destinan 153,9 minutos a estos fines, algo más de dos horas y media.
  • El mayor esfuerzo que realizan las mujeres en el hogar les pasa factura en el mercado laboral lastrando su progresión o empujándolas al empleo a tiempo parcial. Un informe de UGT explicaba este mes de febrero que los complementos salariales son una de las causas de la brecha salarial.

Las mujeres que secunden la "huelga de cuidados" convocada en el marco de una movilización general prevista para el 8 de marzo, colgarán un delantal de su ventana o balcón para indicar que ese día, no se encargarán de las tareas del hogar y la atención a personas dependientes en protesta por la falta de reconocimiento y visibilidad de este trabajo no remunerado.

El de cuidados es uno de los cuatro ejes en que se articula la convocatoria de huelga impulsada en el Día Internacional de la Mujer por el Movimiento Feminista, una jornada en que por primera vez en la historia, los sindicatos han respaldado y legalizado paros dirigidos a denunciar la falta de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la violencia que éstas sufren y la mayor carga que soportan en casa.




Con el lema "si nosotras paramos, se para el mundo", se llama a las mujeres a dejar de realizar todas esas labores de planificación, gestión y atención del hogar y sus suministros durante la jornada, así como a eludir los cuidados de personas dependientes que no sean imprescindibles a fin de que los hombres asuman estas responsabilidades y sean así conscientes de hasta qué punto ellas cargan con todo.

"Los cuidados siempre han sido invisibles y no se han tomado en cuenta como una forma de sostener la vida de las personas, está en el ámbito privado, no se habla de ello", cuenta a Europa Press la vocera de Territorio Doméstico en la Comisión 8 de Marzo, Rafaela Pimentel.

Explica que "los hombres no se han hecho cargo nunca de esa responsabilidad que también les toca" y a las mujeres se las ha "educado para mantener ese rol". Reconoce que "se han dado pequeños pasos pero sigue sin ser responsabilidad de ellos el cuidar y hacer esas tareas".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook