10 de febrero de 2018
10.02.2018

Rajoy incentiva la pensión privada, que sólo tienen el 16% de los canarios

Con la reforma los ahorradores podrán rescatar sus aportaciones sin límites pasados diez años y se rebajan las comisiones de gestión y depósito

10.02.2018 | 02:01

Los sindicatos ven la medida "incoherente"

  • CC.OO. cree que es "incoherente" la modificación del reglamento de planes y fondos de pensiones que ha realizado el Gobierno para regular la disposición anticipada a los 10 años en planes de pensiones e instrumentos similares. Para CC.OO., establecer esta ventana de liquidez es un paso "incoherente" más. "En un momento en el que la prioridad es garantizar el sistema público de pensiones, aparece un discurso oportunista que parece promover la previsión social complementaria como alternativa, cuando no lo es, y además, se fundamenta en la aprobación de medidas contradictorias", según la organización sindical. El sindicato que lidera Unai Sordo considera que lo que se debería hacer es reforzar la estructura de ingresos vía cotizaciones y aportaciones adicionales desde el presupuesto público, apostando por mantener el pacto intergeneracional que lo sustenta. Tampoco para UGT esta nueva medida "resuelve los problemas actuales de las pensiones". La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social, Mari Carmen Barrera, advierte que es posible que cuando los trabajadores con planes de pensiones se jubilen no tengan ahorros que complementen su pensión, "porque ya los habrán consumido con anterioridad y por lo que desvirtuaría la finalidad de los planes de pensiones privados como tal". Para Barrera, con esta decisión se demuestra "una vez más" la voluntad del Gobierno de continuar "castigando a los millones de pensionistas que siguen perdiendo poder adquisitivo, a la vez que apuesta por incentivar y favorecer a las entidades financieras, a las aseguradoras y a las rentas más altas". La representante de UGT denuncia la falta de soluciones del Gobierno para el sistema público de pensiones. "Ninguna medida que pueda fomentar los planes privados para hacerlos más atractivos puede ir encaminada a que estos sustituyan al sistema público de pensiones, que es nuestro modelo",apostillaBarrera, que también subraya que los planes privados deben ser siempre "voluntarios y complementarios" al sistema público. E. P.

En medio del debate sobre la sostenibilidad del sistema públicos de pensiones, el Gobierno de España aprobó ayer varias medias para fomentar los planes privados. La reforma permitirá a los partícipes en fondos de pensiones retirar a los diez años, sin limitaciones, las aportaciones. Además la norma reduce las comisiones máximas que los ahorradores pagan a las entidades gestoras.

El Consejo de Ministros aprobó ayer el Real Decreto de Modificación del Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones. El objetivo es estimular el ahorro y elevar el atractivo de esos productos, según afirmó el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, que apuntó que estas pensiones privadas "son compatibles con las pensiones públicas, derecho irrenunciable de los españoles que impulsamos desde el Gobierno con políticas que favorecen el crecimiento y la creación de empleo".

Más de ocho millones de españoles cuentan con planes de pensiones privados. En Canarias, al cierre de 2016, eran 338.505, un exiguo 0,3% más que el año anterior, según los datos que maneja la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco).

Ni la alarma sobre el agotamiento de la "hucha de las pensiones", ni los airados debates sobre el sostenimiento del sistema público, ni la caída de la rentabilidad de los depósitos bancarios han sido estímulos suficientes para la contratación de planes privados de pensiones. En el Archipiélago solo los han contratado un 16,1% de la población -apenas 16 de cada cien canarios-, siete décimas por debajo de la media nacional, que es del 16,8%.

Para fomentar la contratación de estos productos, el Consejo de Ministros aprobó ayer un Real Decreto que tiene como principales puntos:

Z Más liquidez

Con la reforma que impulsa ahora el Gobierno central los partícipes en planes y fondos de pensiones podrán retirar a partir del 1 de enero de 2025, sin limitación, las aportaciones con una antigüedad de al menos diez años, es decir, las realizadas hasta 2015, así como los rendimientos generados. Las que se hayan hecho a partir de 2016 deberán esperar hasta 2026 y así sucesivamente.

Hasta este momento, para poder rescatar las aportaciones realizadas antes de llegar a la edad de jubilación tenían que darse circunstancias especiales como ser desempleado de larga duración, tener un enfermedad grave o encontrarse inmerso en un proceso de desahucio.

Z Menos comisiones

La norma rebaja las comisiones máximas de gestión, que serán del 0,85% para los fondos de renta fija (lo que supone una disminución de 65 puntos básicos frente al límite actual), del 1,30% para los fondos mixtos (20 puntos básicos menos) y del 1,50% para los de renta variable (el mismo límite que se utiliza actualmente).

Con los nuevos porcentajes, la comisión media calculada según la distribución del patrimonio entre los diferentes tipos de fondos baja del 1,5% al 1,25%, a la vez que se reduce la comisión máxima de depósito del 0,25% al 0,20%.

Méndez de Vigo destacó ayer que el Gobierno ya había reducido las comisiones de gestión en 2014, que supuso entonces una caída del 30%. Desde el Ejecutivo se destacó que la reducción de los costes de gestión y depósito tendrá un efecto positivo en la rentabilidad neta que obtienen los partícipes por sus ahorros, especialmente en los que tiene que ver con los fondos de pensiones de renta fija, que se han visto afectados por los bajos tipos de interés.

En 2016, el 25,1% de los planes de pensiones individuales contratados en las Islas era de renta fija; el 23,1% era garantizado (rentabilidad objetivo); el 45%, mixto; y solo el 6,8%, de renta variable.

Z Entrada en vigor

Aunque el real decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE, la aplicación de los nuevos límites de las comisiones de gestión y depósito se hará efectiva dos meses después.

Según explicó Méndez de Vigo, con esta modificación del reglamento de planes y fondos de pensiones se pretende aumentar la competencia en este segmento y elevar "el atractivo" de estos productos de ahorro. No obstante, el portavoz del Gobierno afirmó que las pensiones públicas son "un derecho" y quiso enviar un mensaje de "tranquilidad y seguridad" a los ciudadanos sobre el mantenimiento del sistema público.

Subrayó que el Gobierno, "desde el primer momento, se ha empeñado en garantizar las pensiones públicas" y que a ese objetivo se ha dirigido su política para impulsar la creación de empleo. Sin embargo, el PSOE cree que las medidas que ha aprobado el Consejo de Ministros son una muestra más del "mantra constante" del PP: "privaticemos todo lo que podamos". La secretaria de Igualdad, Carmen Calvo, acusó al Ejecutivo del PP de pretender convertir en "negocios privados" lo que para los socialistas son "derechos fundamentales".

Z Críticas

Con todo, el colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) cuestiona el apoyo del Gobierno a los planes de pensiones privados, ya que, según denuncia, las deducciones por invertir en estos instrumentos de ahorro son "regresivas" porque benefician a las rentas más altas.

En un comunicado, Gestha indicado que la opción de rescatar los planes de pensiones privados a los diez años no supone ninguna novedad, ya que se introdujo en la reforma fiscal de 2014, junto con el supuesto 'temporal y excepcional', por el que desde el 15 de mayo de 2013 hasta el 15 de mayo de 2017, las personas incursas en un proceso de ejecución sobre su vivienda habitual que tuvieran dinero en un plan de pensiones podían disponer anticipadamente del ahorro acumulado si esa era la única posibilidad de mantener el inmueble.

Además, Gestha denuncia que las ventajas fiscales vigentes, que consisten en la reducción en la base imponible de las aportaciones, son "regresivas", puesto que disminuyen la progresividad del IRPF y concentran las mayores aportaciones en las personas con más ingresos.

Así, afirma que los clientes de los fondos de previsión social (planes de pensiones o mutualidades) son las personas con mayores rentas y los técnicos apuntan que conforme aumentan los ingresos, cada vez más ciudadanos se aprovechan de los beneficios fiscales. Así, la adhesión a planes de previsión se dispara a partir de los 30.000 euros de ingresos y, especialmente, desde el tramo de los 60.000 euros.

De esta manera, indica que la mitad de los partícipes que no llegan a los 30.000 euros de ingresos se beneficiaron del 29,3% de las reducciones fiscales, mientras que la otra mitad de los partícipes con mayores ingresos se aprovecharon del 70,7% de las reducciones. Finalmente, los más afortunados en este sentido son las casi 50.000 personas que reciben ingresos superiores a los 150.000 euros, ya que tienen los tipos marginales más altos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine