08 de agosto de 2017
08.08.2017

Las colas de hasta una hora en El Prat no afectan a los vuelos con destino a las Islas

Los trabajadores de Eulen Seguridad y los responsables de la empresa mantienen abierta la negociación para evitar una huelga indefinida a partir del día 14

08.08.2017 | 00:29
Colas, ayer, en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Los trabajadores de la empresa Eulen Seguridad celebran una nueva jornada de paros parciales en el aeropuerto barcelonés de El Prat, en un conflicto que ya dura dos semanas. A pesar de las largas colas -de hasta una hora- por dichos parones, los vuelos con destino a las Islas no se han victo afectados hasta el momento, según Aena. A lo largo de estos días, el comité de huelga y la dirección de Eulen, empresa encargada de los controles de seguridad, han mantenido diversos encuentros, con la intervención también de Aena y con la mediación de la Consejería de Trabajo, reunidos en la sede de la Secretaría de Trabajo de la Generalitat, en Barcelona.

Hace dos semanas y un día, el 24 de julio, arrancaba la primera jornada de protestas, con las que los trabajadores de la empresa privada Eulen reivindican más personal y mejores condiciones salariales.

La terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha llegado a registrar episodios de hasta dos horas de colas en los controles de seguridad, por escasez de personal y la falta de formación de algunos de los empleados, en especial entre las 8.00 y las 12.00 horas. Una espera que se produce en los primeros controles por los que pasan los pasajeros cuando quieren acceder a la zona de embarque, que gestiona la empresa Eulen, y que son distintos de los controles de pasaportes.

No hay acuerdo

Tras las primeras protestas y reuniones, el comité de huelga y la dirección de Eulen no logran acuerdos, lo que ha desembocado, desde ayer, en vuevas aglomeraciones en el aeropuerto barcelonés, mientras prosiguen las reuniones entre dirección y trabajadores, en una nueva jornada de paros. Los hechos obligan a los pasajeros afectados a acudir al aeropuerto afectado con muchas horas de antelación por el temor a perder sus vuelos, lo que ha hecho que en algunos momentos se hayan acumulado muchas más personas en la terminal.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, critica que "ni al Estado ni a Aena les importa" la situación que se vive en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat y que se miran el conflicto "desde lejos", sin responsabilizarse del mismo.

En mensajes publicados en su perfil de Twitter, Rull denuncia la "incomprensible" y "prolongada inacción" del Gobierno en el conflicto laboral que enfrenta a la dirección y los trabajadores de Eulen y afirma que el modelo de Aena "es el responsable de los problemas actuales", ya que el gestor aeroportuario contrata un servicio de seguridad externo "y se piensa que pagando una factura mensual ya no tiene ninguna responsabilidad". Además, lamenta que "el Estado y la Delegación lo miran de lejos, pensando que son cosas de empresas privadas y que hacer cola en verano es normal".

Por su parte, el portavoz socialista en la Comisión de Interior del Congreso, David Serrada, ha presentado una batería de preguntas para que el Ejecutivo explique las medidas puestas en marcha para solventar este conflico. ha preguntado si el Ministerio del Interior, como competente en materia de control de la seguridad privada, ha abierto algún expediente a la empresa Eulen y qué medidas ha tomado el Gobierno para evitar contrataciones que representan "bajas temerarias". También, ha cuestionado si Fomento piensa aplicar modificaciones claras en los pliegos que impidan bajas temerarias en cuanto a la licitación para la adjudicación de servicios de seguridad privada, "como al parecer ya hace en otros ámbitos".

En la misma línea, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido hoy a la Generalitat de Cataluña que "ejerza sus competencias" en el conflicto y "no haga política con este tema". Tras despachar con el Rey en el Palacio de Marivent, Rajoy ha reclamado "sensatez, sentido común y responsabilidad" para resolver con la "mayor celeridad" este problema y ha pedido "que nadie intente utilizar este asunto contra nadie por razones políticas" y que todos se concentren en "el gran objetivo", que es "devolver la normalidad a la mayor celeridad posible" al aeropuerto de Barcelona".

Las partes implicadas en el conflicto mantienen las negociaciones para evitar la huelga indefinida, convocada a partir del 14 de agosto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine