03 de febrero de 2017
03.02.2017

El Europarlamento blinda al plátano canario frente a la banana

Bruselas aprueba nuevos mecanismos para paliar los efectos del incremento en las importaciones procedentes de Ecuador

03.02.2017 | 04:19
Clavijo (centro), con Pedro Ortega y Narvay Quintero, ante Malmström.

Canarias mantiene la preocupación

  • El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, trasladó ayer a la Eurocámara y a la Comisión Europea la "incertidumbre" que generan para las Islas el impacto del brexit en el turismo y las importaciones de bananas sudamericanas. Clavijo se reunió primero con el eurodiputado liberal y negociador del Parlamento Europeo para el brexit, el belga Guy Verhofstadt, con quien acordó que la delegación canaria le mantenga informado sobre los impactos potenciales para esa comunidad autónoma de la futura salida del Reino Unido de la UE. "Todo esto nos llena de incertidumbre", comentó Clavijo, quien recordó que el turismo de ese país representa "cerca del 30 %" del que visita las Islas, es decir, unos 5 millones de turistas. La misión canaria se entrevistó también con la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, con quien se analizó el acuerdo comercial con Ecuador que "deja nuestro principal producto de exportación, además una seña de identidad, un poco tocado", comentó Clavijo, y celebró que el pacto contemple un "mecanismo de estabilización" de las importaciones de bananas.

El plátano canario contará con un mecanismo de protección ante el posible aumento de las importaciones de la fruta procedente de Ecuador, tras su adhesión al acuerdo comercial de la Unión Europea con Colombia y Perú.

El Parlamento Europeo aprobó ayer nuevas normas para evitar perjuicios a los productores europeos, entre ellas la obligación de la Comisión Europea de actuar en caso de un brusco incremento de las importaciones procedentes de estos países sudamericanos. Ecuador, uno de los mayores productores de plátanos del mundo, se unió al acuerdo comercial entre la UE, Colombia y Perú al inicio de este año, lo que supone que se beneficiará del acceso preferencial al mercado comunitario. El sistema debatido y aprobado en la Eurocámara permite suspender las preferencias en caso de superar el umbral anual de importaciones.

También se incluye una alerta temprana, que se activará cuando las entradas de la fruta alcancen el 80% del tope. Si esto sucediera la Comisión tendrá que notificarlo al Parlamento y al Consejo Europeo.

Ya en 2013 se estableció un mecanismo similar ante la entrada en vigor del acuerdo comercial con Colombia y Perú, aunque los eurodiputados advirtieron ayer en el debate parlamentario que el flujo de información entre la Comisión y el Parlamento no es suficientemente satisfactorio para evitar que la entrada de plátano sudamericano cope los mercados en perjuicio de la fruta europea, sobre todo la procedente de Canarias.

Por ello se ha introducido la salvaguarda de proceder a una revisión de la situación a los dos años de su vigencia. No obstante, en caso de que empeore la situación de los productores europeos el mecanismo podrá seguir aplicándose automáticamente.

Para aprobar el mecanismo de protección la Eurocámara modificó dos reglamentos, el que rige el acuerdo comercial entre la UE, Colombia y Perú y un acuerdo de asociación con Centroamérica. Las nuevas normas fueron aprobadas por amplia mayoría con 544 votos a favor, 78 en contra y 21 abstenciones. Las nuevas normas entrarán en vigor tras la aprobación formal del Consejo Europeo, que ya manifestó su posición favorable en una reunión del denominado Trílogo -formado por representantes de la Eurocámara y el Consejo y la Comisión europeos-.

Los eurodiputados canarios Gabriel Mato (PP), Juan Fernando López Aguilar (PSOE) e Izaskun Bilbao, que representa a Coalición Canaria, defendieron en el debate en nombre de sus grupos la necesidad de establecer este tipo de mecanismos para no menoscabar la producción de plátano, que da trabajo a unos 37.000 personas en las Islas, y juega un papel clave en otras regiones ultraperiféricas como Guadalupe y Martinica, Madeira y Azores. En ese sentido, López Aguilar se mostró convencido de que el acuerdo aportará mayor transparencia y seguridad al mercado del banano. "Nuestra prioridad es fomentar la integración regional así como el desarrollo económico y social en Latinoamérica. Pero ello, en ningún casos puede comportar un perjuicio para las regiones productoras de plátanos, como es el caso de Canarias, sin que sea detectado, evaluado y compensado adecuadamente por la Comisión Europea".

Para Mato "aunque nuestro sector platanero está siempre amenazado, el trabajo de los últimos meses ha logrado mejorar las perspectivas que tenían los productores tras la adhesión de Ecuador al acuerdo existente entre la UE y Perú y Colombia". Transparencia, control, información y la posibilidad de actuar cuando sea necesario son las características claves del sistema aprobado, subraya el popular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook