19 de junio de 2014
19.06.2014
En 2013

España se ahorró 2.430 millones en intereses tras el rescate

Equivale a un 0,2% del PIB y representa el 0,6 % del gasto primario total del Estado - Pagó 207,6 millones

19.06.2014 | 15:04

España se ahorró unos 2.430 millones de euros en 2013 en el pago de intereses por el préstamo que le concedió la eurozona para sanear su sistema bancario a unos tipos de interés más bajos que los del mercado, según el informe anual del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) publicado hoy.

Este ahorro potencial en el pago de intereses equivale a un 0,2 % del PIB español y representa el 0,6 % del gasto primario total del Estado (sin el pago de intereses), de acuerdo con los cálculos del fondo de rescate temporal de la eurozona.

De acuerdo con el MEDE, durante 2013 España pagó a la entidad con sede en Luxemburgo intereses por 207,6 millones de euros.

En su cálculo, el fondo de rescate compara el interés que paga España efectivamente por el préstamo de 41.333 millones de euros que recibió para sanear su sistema bancario con el que tendría que haber asumido si se hubiera visto obligado a financiarse en el mercado.

El MEDE presta asistencia financiera a Estados miembros que han perdido el acceso a los mercados financieros o no pueden financiarse a unos tipos de interés asequibles y cuya situación supone una amenaza para la estabilidad de la eurozona.

El máximo responsable de la entidad con sede en Luxemburgo, Klaus Regling, suele mencionar como valor de referencia que aplica el MEDE a los países de la eurozona para los préstamos que les concede el 1,5 %, que puede llegar con unas tasas que se suman a un 1,6 %.

Los socios de la zona del euro concedieron a España en julio de 2012 el programa de asistencia financiera de hasta 100.000 millones de euros, del que finalmente solo utilizó 41.333 millones.

El préstamo se otorgó con un vencimiento máximo de 15 años y un periodo de gracia de 10 años, así como a unos tipos de interés del 0,5 %, según dijo entonces el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

Durante los momentos de máxima tensión en los mercados, el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, que mide el riesgo país, rozaba un máximo desde la creación del euro de 650 puntos básicos, debido al repunte del rendimiento del bono de España, que llegó a alcanzar el 7,75 % en julio de 2012.

El potencial ahorro para España obtenido por los bajos tipos de interés del MEDE es el segundo mayor después del de Grecia (que recibe financiación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera), calculado en 8.580 millones de euros, el 4,7 % del PIB.

Portugal ha tenido un coste de financiación 1.270 millones de euros menor al que hubiera tenido en condiciones de mercado, el 0,8 % del PIB; Irlanda de 680 millones inferior (0,4 % del PIB) y Chipre de 240 millones menos (1,5 % del PIB).

El MEDE afirma que el resultado de su cálculo hay que valorarlo, no obstante, con cautela, dado que no incluye variables como la condicionalidad de cada préstamo y la reducción relacionada en las primas de riesgo durante los respectivos programas, ni tampoco cuantifican la situación actual, en la que algunos, como España, registran intereses en mínimos históricos.

Tampoco se puede extrapolar los potenciales ahorros estimados por el MEDE a los próximos años, dado que los costes dependerán de la estructura precisa de financiación y la confianza en los mercados.

Además, el fondo de rescate emplea para sus estimaciones bonos a cinco y siete años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine