01 de febrero de 2014
01.02.2014

La Fundación CajaCanarias ya tiene patronato y empieza a caminar sola

El Gobierno autónomo termina con su labor gestora tras nueve meses de trabajo

01.02.2014 | 02:20
Teófilo González, a la derecha, ayer en la rueda de prensa sobre la Fundación CajaCanarias.

El Gobierno de Canarias da por finalizada su labor gestora en el proceso de transformación de la Fundación Obra Social CajaCanarias y a partir de ahora será el patronato de la entidad el que asumirá el control y la dirección. Este patronato tendrá 13 miembros, de los que la Comisión Gestora ya ha elegido a los nueve primeros. Serán estos nueve los encargados de nombrar a los cuatro que faltan, para lo que disponen de un plazo de seis meses. Además los patronos deberán escoger entre ellos a los que ostentarán la Presidencia, Vicepresidencia y Secretaría del patronato.

La Fundación CajaCanarias también necesita una persona al frente de la Dirección General, que será igualmente seleccionada por el patronato. Este cargo es el único que percibirá un sueldo, ya que los patronos no cobrarán por su trabajo. El salario de la persona que dirija la Fundación no será superior al que perciben los directores generales de la administración pública.

Según informó ayer el director general de Relaciones Institucionales, Participación Ciudadana y Juventud del Gobierno de Canarias, Teófilo González, la próxima semana tendrá lugar una reunión entre la Comisión Gestora y los nueve patronos. La cita tiene como objetivo perfilar los últimos detalles del traspaso de poderes, que ya se hizo efectivo ayer con la inscripción de los nueve patronos en el Registro de Fundaciones de Canarias.

Estos patronos son: el arquitecto Manuel José Rodríguez Fuentes (propuesto por el Cabildo de La Palma); el músico y gestor cultural Alberto Delgado Prieto (propuesto por la Comisión Gestora); el fundador del colegio Cisneros de Tenerife, Antonio López Bonillo (propuesto por la Comisión Gestora); la profesora de la Universidad de La Laguna (ULL) y experta en economía bancaria e instituciones financieras Gracia Rodríguez Brito (propuesta por la ULL); el catedrático de Psicología en la ULL Luis Alberto García García (propuesto por la ULL); la catedrática en Derecho y Seguridad en el Trabajo Margarita Ramos Quintana (propuesta por la ULL); el experto en física tecnológica y trabajador de Telefónica España Alejandro García Ramos (propuesto por el Gobierno canario); el arquitecto técnico y funcionario Walkirio González Carrillo (propuesto por el Cabildo de Tenerife); y el exalcalde socialista de Tacoronte Guillermo Graham Hernández, vinculado ahora a organizaciones benéficas y ONGs (propuesto por la Federación Canaria de Municipios).

Luis García García, uno de los nueve patronos, explicó ayer que la labor del patronato es velar por que las acciones de la Fundación no pierdan su carácter social. "Afronto mi papel como un reto muy importante", aseguró este catedrático de Psicología. García aclaró que él no tiene un perfil político, sino puramente social; "soy muy crítico y en este momento hay una emergencia social que deben atender todas las instituciones", indicó. Asimismo expresó su deseo de que el patronato empiece a trabajar cuanto antes.

Los cuatro patronos que quedan por elegir deberán ser dos personas propuestas por entidades benéficas, sociales y sociosanitarias; una propuesta por entidades dedicadas a la promoción de la cultura; y otra más avalada por entidades deportivas.

En cuanto al trabajo realizadopor la Comisión Gestora que puso el Gobierno canario para tutelar la trasformación de la Fundación, Teófilo González aseguró ayer que ha sido "muy responsable y riguroso", combinando "satisfactoriamente" su cometido de elaborar los estatutos de la Fundación con la de continuar con la labor deportiva, cultural y social de la entidad.

El director general de Relaciones Institucionales, Participación Ciudadana y Juventud también informó de que en las auditorías y periciales que realizó la Gestora no se aprecia ninguna irregularidad detectada en la Fundación.

Además explicó que la labor hecha por la Gestora se ha centrado en adaptar la Fundación a la nueva Ley 26/2013 de 27 de diciembre de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias por la que desaparece el carácter especial de la entidad pasando a ser una fundación ordinaria.
A partir de ahora la Fundación CajaCanarias deberá planificar y gestionar la obra social de la entidad. Para ello cuenta con un presupuesto, que no se ha dado a conocer. No obstante, la Fundación deberá presentar al Gobierno antes del 30 de junio de 2014 la memoria económica y el balance presupuestario de 2013, y antes del 31 de diciembre el presupuesto que tendrá en el año 2015.

En espera del Tribunal Superior

La nueva Fundación Obra Social CajaCajanarias nace sin que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) haya decidido sobre el recurso que interpusieron los miembros de la antigua Fundación contra la desestimación de suspender de forma cautelar la tutela del Gobierno regional en el proceso de transformación de la entidad bancaria en una fundación.

Según la Ley 9/2012 de 14 de noviembre, todas las cajas que habían perdido el control de su actividad financiera tenían un plazo de cinco meses para convertirse en fundaciones. Si se excedía ese plazo debía producirse la disolución directa de todos los órganos de la caja de ahorros y el gobierno regional debía nombrar una comisión gestora que se encargara de aprobar los estatutos de la fundación, nombrar un patronato y constituir la fundación.

Y esto fue lo que hizo el Ejecutivo canario a través de Protectorado de las Fundaciones Canarias (órgano administrativo adscrito a la Consejería de Presidencia que vela por que se cumpla el interés general al que se deben este tipo de entidades). El Gobierno justificó la intervención para evitar que 140 millones de euros del patrimonio de la obra social quedaran sin control.

Así, el 5 de abril de 2013 el Protectorado de Fundaciones designó a cinco personas para conformar la gestora: Marisa Tejedor (ex consejera de Industria por CC), Miguel Becerra (ex portavoz del Gobierno por CC), Juan Alberto Martín (ex presidente de la Zona Especial Canaria), María Dolores Pelayo (ex diputada socialista) y Rafael Daranas (ex vicepresidente de CajaCanarias).

Sin embargo, los miembros de la antigua Fundación consideran que el Gobierno no tenía razón al intervenir, ya que, según ellos, hicieron la conversión dentro del plazo establecido. Por eso solicitaron la suspensión cautelar de la gestión gubernamental. Sin embargo, al ser rechazada por el TSJC, recurrieron y ahora esperan una resolución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook