30 de enero de 2014
30.01.2014

El 43% de los 5.042 alquileres isleños protegidos tiene deudas con Visocan

Inés Rojas asegura que no se desahuciará por causas económicas y aconseja a los deudores que informen de su situación en las oficinas de viviendas sociales

29.01.2014 | 23:54

La empresa pública de viviendas sociales del Gobierno de Canarias, Visocan, tiene 5.042 pisos alquilados a familias con escasos recursos económicos. De estas unidades familiares, 2.180 (el 43% del total) tienen deudas con Visocan, algunas de más de un año.

No obstante, y a pesar de estos datos, la consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, Inés Rojas, aseguró ayer que el Ejecutivo regional no desahuciará a las personas que no puedan hacer frente a los alquileres por carecer de ingresos.

Rojas insistió en que los desahucios que contempla la Administración es para aquellos casos en los que las familias que pudiendo pagar no lo hacen. "Los desahucios, que han sido muy pocos, son por otros motivos que no son los económicos, salvo algunas excepciones que se han solventado en cuanto hemos sabido que los impagos eran por la falta de ingresos".

Por eso aconsejó a las personas que tienen problemas económicos y no pueden pagar los alquileres que lo comuniquen lo antes posible en las oficinas de Visocan o, si lo prefieren, que acudan a la Consejería de Vivienda.

Según explicó, en los casos de impagos por motivos económicos "recalculamos la deuda" para facilitar a los inquilinos el poder continuar en sus casas. De esta forma, "si pueden pagar dos euros, pues dos euros", añadió. El precio de los alquileres sociales varían desde los 50 euros hasta los 300 como máximo.

La consejera informó de que cuando una persona o familia deja de pagar el alquiler social, se les intenta localizar para informarles y para conocer su situación. Si no se logra dar con los inquilinos se les avisa finalmente mediante un escrito del juzgado. "El objetivo es que, bien sea con una llamada o con un aviso del juzgado, las familias acudan a las oficias de Visocan para que nos explique si situación", afirmó.

Inés Rojas resaltó que la crisis económica hizo que desaparecieran las ayudas estatales para la compra de casas protegidas y se dispararan las restricciones de las entidades financieras para conceder créditos a las familias. Por este motivo, el Gobierno de Canarias optó por reconvertir en alquileres económicos las viviendas que había construido para la venta. Sin embargo, añadió, "no podemos quedarnos con los brazos cruzados" ante los impagos, ya que si no se deben a motivos económicos "hay familias con hijos que están esperando por uno de esos alquileres".

Hasta el momento Visocan no sabe cuánto de ese 43% de unidades familiares que debe los alquileres se debe a la falta de ingresos por la crisis. Tampoco ha facilitado cuánto dinero supone la deuda. Sin embargo, Inés Rojas aseguró que el Gobierno no está centrado en el dinero del que es acreedor, sino en conocer las razones de los impagos.

De hecho, la consejera animó a que acudieran a explicar su situación incluso aquellas personas que en un momento determinado dejaron de pagar el alquiler aun pudiendo pagarlo, pero que ahora, debido al empeoramiento de la crisis, no pueden abonar el importe por no encontrar trabajo.

"Habrá gente que se asuste, que tenga miedo de venir por la deuda que tiene, pero es la única manera de poder conocer su situación y recalcular el alquiler", insistió Inés Rojas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook