29 de mayo de 2012
29.05.2012

Cerca de 56.000 canarios llevan en la cola del paro tres años o más

El 57,8% de los desempleados en 2011 dejaron de trabajar al finalizar su contrato y el 14%, por despido

29.05.2012 | 02:51
Cerca de 56.000 canarios llevan en la cola del paro tres años o más

El número de parados que perdió su empleo hace tres años o más en el Archipiélago aumentó un 65% en 2011, hasta un total de 55.600, un 18,2% del total de los desempleados y 6,5 puntos más que en 2010. Estas cifras superan las registradas a escala nacional, pues la media de personas en el paro después de tres años se incrementó un 43% hasta las 704.900, el 15,4% del total de los parados.
Según datos de las variables de submuestra de 2011 de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la mayoría de los parados isleños procedía de una situación de empleo anterior y, de hecho, para el 57,8%, el principal motivo de llegar al paro fue la finalización de su contrato.
Así pues, en 2011, de los 305.100 parados en Canarias, 176.300 perdieron su puesto de trabajo porque finalizó su contrato, el 1,6% más que el año anterior. También 42.400 trabajadores se quedaron en paro por despido o supresión del puesto, incluidos los ERE (14%); 4.200 por enfermedad o incapacidad (1,4%); 500 por estudios o recibir formación; 300 por cuidado de niños, de adultos enfermos, incapacitados o mayores. Hubo, además, 2.600 que se fueron al paro por jubilación normal o anticipada.
Respecto a la ocupación, la mayoría de los trabajadores en 2011 eran empleados, es decir, casi ocho de cada diez (77,6%) tenía jefe, pero ningún subordinado. Del total de ocupados, el 7% era independiente (sin jefe ni subordinados); el 6,2% encargado; el 5,8% director de empresa pequeña, departamento o sucursal; el 1,8% era mando intermedio y el 1,5% director de empresa grande o mediana.
El porcentaje de empleados aumentó hasta el 77,6% respecto a 2010 (74,6%), mientras que el de los encargados descendió cinco décimas, al pasar del 6,7% al 6,2% durante el pasado año.
Igualmente, el porcentaje de hombres directores de pequeñas empresas triplicó, como mínimo, al de las mujeres; si bien las féminas superaron en un punto a los varones que dirigieron empresas grandes o medias. En el caso del empleado, el porcentaje de mujeres, 82,1%, superó al de los hombres (73,7%).
Según la forma de contratación, en 2011 el porcentaje de los asalariados contratado a través de una empresa de trabajo temporal (ETT) se mantuvo estable en el 0,6%. Un 2% obtuvo su empleo con la intermediación de una oficina pública, siete décimas menos que en 2010. Respecto a las condiciones de trabajo, el 94,7% de los ocupados en las Islas el pasado año no trabajó ningún día en su domicilio particular; sólo el 1,3 % lo hizo ocasionalmente y el 3,5% trabajó en casa más de la mitad de sus días laborables. Una de cada cuatro personas (38,2%) trabajó al menos un sábado al mes, tres puntos menos que en 2010.
Según informó Efe, en el conjunto de España, el número de parados que dejó su empleo hace tres años o más aumentó el 43 % en 2011 hasta un total de 704.900, un 15,4 % del total de los desempleados y 3,9 puntos más que en 2010. De los 4,58 millones de desempleados españoles que había a finales de 2011, 2.390.700 se quedaron en paro porque finalizó su contrato, lo que supone un 7,72% más que en 2010. En otros 58.000 casos, fue por enfermedad o incapacidad; 39.900 por realizar estudios; y 23.100 por cuidado de niños, de adultos enfermos, incapacitados o mayores. Hubo además 8.800 personas que se fueron al paro debido a otras responsabilidades familiares y 11.500, por jubilación normal o anticipada.
Con respecto a la influencia de la formación en el mercado laboral, la encuesta indica que las tasas de paro más elevadas se dieron entre personas que siguieron programas de formación básica y desarrollo personal (26,7 %) mientras que las más bajas fue entre las formadas en Educación (9,63 %) y en Salud y servicios sociales (11,65%). Las tasas de paro aumentaron en todos los sectores de formación salvo en Artes y humanidades y en Servicios.
Por edades, las tasas de paro más elevadas (40 % o más) fueron para el grupo de 16 a 24 años, especialmente en los sectores de programas de formación básica y desarrollo personal; agricultura; artes y humanidades; ciencias sociales, enseñanza comercial y derecho y Mecánica, electrónica, industria manufacturera y construcción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine