25 de mayo de 2012
25.05.2012
Banca

S&P deja a Bankia, Popular y Bankinter como 'bono basura'

La agencia de calificación crediticia rebaja en un escalón la nota de cinco entidades, sumando a Banca Cívica y BFA

26.05.2012 | 14:16
Oficinas de Standard & Poor´s en Nueva York (EEUU).

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha decidido rebajar en un escalón el rating a cinco entidades españolas, situando en la categoría de inversión denominada 'bono basura' a tres de ellas, Bankia, Popular y Bankinter, según informó la agencia en un comunicado.

Esta decisión se produce como consecuencia del recorte en dos escalones el 'rating' de España a finales del pasado mes de abril, desde 'A/A-1' a 'BBB+/A-2', al entender que existen "riesgos significativos con respecto al crecimiento económico y a la ejecución presupuestaria", algo que podría repercutir en su opinión negativamente en la calidad crediticia de España.

En concreto, la agencia ha recortado en escalón, desde 'BBB-' a 'BB+', las calificaciones de estas tres entidades, al mismo tiempo que ha rebajado también en un peldaño los ratings de Banca Cívica, desde 'BB+' a 'BB', y Banco Financiero y de Ahorros (BFA), desde 'BB-' a 'B+'. Ambas entidades ya estaban en categoría de 'bono basura'.

Por otro lado, la agencia ha mantenido sin cambios las calificaciones de otras nueve entidades españolas. Así, confirma las calificaciones a largo plazo de Santander (A-), Banesto ('A-), Santander Consumer (A-) BBVA ('BBB+'), Kutxabank ('BBB-'), Banco Sabadell ('BB+'), así como la de la Confederación Española de Cajas de Ahorros ('BBB-'), y los ratings a corto plazo de BFA ('B') y Caixabank ('A-2').

Tras esta decisión, la agencia también ha decidido mantener en revisión para un posible rebaja el rating de cinco entidades españolas, Bankia, BFA, Caixabank, La Caixa e Ibercaja. Por su parte, el 'rating' de Banca Cívica sigue en revisión para un posible incremento de la nota.

La agencia explica que ha recortado el rating de estos cinco bancos debido al deterioro del perfil crediticia propio de cada entidad, que ha sido revisado después de analizar los riesgos económicos a los que enfrente la industria bancaria, debido al impacto que tendrán en el modelo de negocio de Bankinter y en las posiciones de capital de las otras cuatro entidades.

Asimismo, explica que incorpora por primera vez en los ratings a largo plazo de Popular y Bankia, y de forma indirecta en el de BFA, un impacto positivo del potencial apoyo que recibirían en el corto plazo del Gobierno. "Creemos que el gobierno español aportaría probablemente apoyo en el corto plazo para respaldar cualquier potencial descenso en el capital en estas dos instituciones si fuera necesario", incide.

Por otro lado, la agencia explica que la perspectiva 'negativa' que otorga a las calificaciones de Santander y sus subsidiarias, BBVA, Popular, Sabadell, Kutxabank y Bankinter refleje la posibilidad de nuevas rebajas de rating si se percibe una creciente presión sobre la fortaleza financiera de los bancos en unas "débiles condiciones" de la economía española. En el caso de Santander y BBVA, la perspectiva 'negativa' también se debe a que esa es que ostenta la deuda soberana de España.

En el caso de la CECA, explica que su rating mantiene una perspectiva 'estable' debido a que ve actualmente "poco probable" en cambio en la evaluación de su perfil crediticio independiente en los próximos años, siempre y cuando se cumple el escenario base que prevé la agencia.

Asimismo, explica que mantiene la amenaza de rebajar a Caixabank, La Caixa e Ibercaja a la espera del resultado de las adquisiciones pendientes, ya que su integración podría tener un impacto negativo en su solvencia. Por el contrario, podría aumentar la de Banca Cívica al creer que podría beneficiarse de su integración con Caixabank.

Además, S&P justifica su decisión de mantener en revisión para una posible rebaja las notas de Bankia y BFA por las "incertidumbres" que rodeen a la reestructuración y el plan de recapitalización de Bankia, así como a los riesgos que puedan surgir durante su implementación.

Por último, S&P ha rebajado la nota al sistema financiero español desde el grupo '5' al grupo '6' dentro de su escala del uno al diez que mide la fortaleza del sector financiero en función del riesgo país, 'Bicra' por sus siglas en inglés (Banking Industry Country Risk Assessment).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine