23 de mayo de 2012
23.05.2012

CajaCanarias ratifica la integración de Banca Cívica en CaixaBank

La entidad tinerfeña mantiene su marca en las Islas

23.05.2012 | 03:12
Sesión celebrada en la tarde de ayer por la Asamblea General de CajaCanarias para ratificar su integración en CaixaBank. /

La Asamblea General de CajaCanarias refrendó, en la sesión celebrada ayer, la operación de integración de Banca Cívica en CaixaBank, que dará lugar a la entidad líder del sistema financiero en España. En las Islas, se preserva la marca CajaCanarias y se da continuidad a un proyecto solvente y de futuro, con una clara vocación social, lo que ha caracterizado siempre al sector de cajas de ahorros.
El máximo órgano de gobierno de CajaCanarias, cuyos estatutos y composición han sido recientemente adaptados a la Ley de Cajas Canarias y al Real Decreto Ley de Saneamiento del Sector financiero, también aprobó en esta reunión ordinaria el balance anual y la cuenta de resultados de la entidad, así como la memoria institucional y de obra social correspondientes al pasado ejercicio, junto con las líneas generales de actuación para el presente año 2012, con el objetivo de impulsar la acti vidad de la Obra Social en las Islas y fortalecer el compromiso de proximidad de CajaCanarias con la sociedad canaria.
El presidente de CajaCanarias, Álvaro Arvelo, y la directora de la entidad, Natalia Aznárez, explicaron a la asamblea los pormenores del proceso que ha culminado con la integración de Banca Cívica en CaixaBank, como la mejor fórmula para las entidades fundadoras, los clientes, los accionistas privados y el equipo de profesionales de afrontar los efectos de los últimos cambios normativos en materia de saneamiento del sector financiero.
La operación fortalece la posición competitiva de CajaCanarias dentro del mercado financiero local, al generar importantes sinergias, incrementar la eficiencia y pasar a formar parte de uno de los grupos nacionales más solventes y rentables, con un impacto especialmente positivo para la Obra Social y Cultural.
CajaCanarias mantiene su esencia como entidad de crédito, que ejerce su actividad a través de un banco y que, en virtud de la normativa vigente, sigue estando bajo la supervisión del Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores y de las administraciones públicas.
La operación aprobada por la asamblea conformará la nueva entidad líder del mercado español, con unos activos de 342.000 millones de euros, una capitalización bursátil superior a los 16.000 millones de euros, más de 14 millones de clientes y una cuota de mercado media en España en activos del 10,5%.
Gestión
La asamblea también aprobó el informe de gestión del Consejo de Administración, memoria anual, balance y cuenta de resultados del ejercicio 2011, en los que se establece destinar la totalidad del beneficio obtenido a la Obra Social y Cultural, que dispondrá para el presente año de un presupuesto de 8,3 millones de euros. Entre las prioridades establecidas para este año se encuentra "mantener la identidad propia que la Obra Social ha forjado en sus más de 100 años de existencia y que está muy enraizada con el tejido social de nuestro territorio", lo que, a juicio del presidente de CajaCanarias, "aporta valor a la marca financiera".
Para prestar el mejor servicio a la sociedad, se procederá a flexibilizar la gestión y diseño de planes de actuación en el desarrollo de programas sociales y culturales; así como optimizar la inversión para llegar a un mayor número de beneficiarios con el menor coste.
Un tercio de los fondos de este ejercicio se destinará al apoyo a actividades y propuestas de carácter docente, asistencial y social, mientras que el resto se distribuye entre las áreas de cultura, investigación, medio ambiente, desarrollo socio económico, sanidad y deportes.
Los trabajadores de Banca Cívica adquirirán las condiciones laborales de la plantilla de CaixaBank cuando se produzca la integración de ambas entidades el próximo 1 de agosto. La medida afecta, a la espera de la reestructuración de plantilla que se producirá en los próximos meses, a los 1.197 trabajadores que Banca Cívica tiene en el Archipiélago. El acuerdo garantiza la retribución anual de Banca Cívica y una progresiva homologación "a las condiciones vigentes en CaixaBank", según anunció ayer esta entidad. Dichas condiciones son "de las mejores del sector", en palabras de Pedro Mengíbar, representante de CCOO-Canarias en CaixaBank.
Sin embargo, los sindicatos y la dirección de Banca Cívica han firmado el acuerdo de reestructuración laboral, que prevé el despido de 1.500 trabajadores, el 20% de la plantilla, e incluye tanto preju bilaciones, bajas incentivadas y suspensiones de contratos. El acuerdo de reestructuración apunta que "se quiere prescindir de un 20% de la plantilla, unos 1.500 trabajadores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine