18 de mayo de 2012
18.05.2012

Los hoteleros plantean al Gobierno que cobre una tasa por pernoctación

La aplicación de este impuesto ya ha sido analizada por el presidente y respaldada por el vicepresidente canario

18.05.2012 | 03:41
Complejos turísticos en Las Torviscas, en Arona.

Un plan A, un plan B y hasta un plan C si hace falta. Con esta idea se presentan el lunes los hoteleros de las Islas ante el presidente del Gobierno autónomo, Paulino Rivero, para tratar de frenar la subida en dos puntos del IGIC. Van con la confianza de sacar su reivindicación adelante a pesar de haber fracasado en su intento de aparcar hasta abril de 2013 la imposición de esa subida, que eleva del 5 al 7% el principal gravamen de Canarias. El Gobierno de Canarias dejó claro ayer que no atenderá esta petición de demora.

Por esta razón, los empresarios acudirán a la cita del lunes con una propuesta alternativa que además ha sido valorada por el propio Rivero y defendida por el vicepresidente José Miguel Pérez: aplicar una tasa turística por pernoctación que grave a los turistas y no repercuta en los paquetes ya contratados por los hoteleros con los turoperadores. Esta idea ya fue planteada incluso por el presidente y expuesta por algunos empresarios de Las Palmas. En Ashotel (Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro), de momento, guardan silencio.

La tasa por pernoctación sería de entre un euro y un euro y medio por turista y serviría para completar los 120 millones de euros que el Gobierno espera sacar de los hoteles con la subida en dos puntos del IGIC. Sólo Tenerife registra 5.100.000 turistas anuales, pero las pernoctaciones superan los 38 millones, por lo que con la tasa turística, la Hacienda autonómica podría recaudar hasta 57 millones de euros. En todo el Archipiélago se contabilizaron el año pasado 12 millones de turistas y más de 96 millones de pernoctaciones ya que la estancia media de cada turista es ocho días. A euro y medio cada pernoctación, el Gobierno podría ingresar a través de la tasa turística 144 millones de euros.

Beneficios
Los hoteleros explican que el PIB turístico canario es de 11.000 millones de euros anuales, de los que el PIB de los hoteles supone unos 5.000 millones. El beneficio total de los empresarios del sector es de 250 millones que se quedan en 200 tras abonar el impuesto de sociedades.

Si a esta cifra se restan los 120 millones de la subida del IGIC, las ganancias se reducen a 80 millones, una cantidad "insostenible" para garantizar la competitividad del sector, avisan los empresarios, al tiempo que insisten en que son ellos los que mayor esfuerzo hacen por crear empleo en el Archipiélago.

"Lo que es inadmisible es que tengamos que soportar una carga impositiva del 60% que no se aplica ni en los países más desarrollados del mundo", se quejan los empresarios al recordar que paga el 20% del impuesto de sociedades y ahora el Ejecutivo le grava con el 40% del IGIC.

Los hoteleros admiten además que la crisis hará que la llegada de turistas caiga este año un 6% y se pierdan 600.000 visitantes de los 12 millones que eligieron este año Canarias para descansar.

Este retroceso significará que el sector destruirá 12.000 puestos de trabajo.

Tanto Ashotel como los empresarios turísticos de Las Palmas tienen claro que el futuro del sector pasa por mejorar sus niveles competitivos al ver al turismo como "el elemento clave para posibilitar la resolución del mayor problema que afecta a Canarias, el paro, o cuando menos, dejarlo en cifras razonables para una economía desarrollada" como es la del Archipiélago.

Ahorro
La disposición a negociar mejoras en el sector turístico es total por parte de los empresarios, aseguran, pero advierten de que no puede recaer toda la carga impositiva en sus negocios cuando además de ser los principales motores de la economía del Archipiélago no se hacen otros recortes para abaratar la estructura de la Comunidad Autónoma de Canarias.

"Ante la certeza indiscutible que el futuro de Canarias está ligado al turismo", a las patronales del sector les parece lógico pensar que lo importante es destinar más recursos para la formación de los trabajadores, tanto los actuales como los que aspiran a incorporarse al sector, "especialmente para aquellos que proceden de otros ámbitos, como la construcción, y no tienen ni experiencia ni formación en turismo", plantean.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine