17 de mayo de 2012
17.05.2012
Agencia de calificación

Moody's deja a Murcia y Cataluña al nivel de 'bono basura'

La agencia de calificación norteamericana también ha revisado a la baja el rating de Extremadura y Andalucía

18.05.2012 | 03:09

La agencia Moody's ha degradado hoy la calificación de cuatro comunidades autónomas, Cataluña y Murcia, a las que ha colocado en el nivel de 'bono basura', y Extremadura y Andalucía, que pierden su notable bajo y se quedan con un aprobado.

Tras la revisión de Moody's, la deuda a largo plazo de Cataluña baja un escalón y pasa de Baa3 a Ba1, la de Murcia cae dos escalones, de Baa2 a Ba1, la de Extremadura un escalón, de A3 a Baa1, y la de Andalucía pierde dos niveles, de A3 a Baa2.

La firma de calificación explica que detrás de la rebaja de la nota se encuentra la "pobre" evolución fiscal en 2011 de estas comunidades.

También influye la "escasa probabilidad de que estos gobiernos regionales sean capaces de cumplir con el objetivo de déficit establecido por el gobierno central en 2012", que es del 1,5 %, pese a los recortes que han aplicado en educación y sanidad.

Además, la agencia de calificación ha mantenido la nota asignada a la Comunidad Valenciana y a Castilla-La Mancha, que se mantienen en la categoría de bono basura, por debajo de Cataluña y Murcia.

La Comunidad Valenciana se mantiene en el nivel Ba3, y con perspectiva negativa. Moody's mantiene en esta misma calificación, considerada un claro 'suspenso', a la deuda de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA), al Instituto Valenciano de Finanzas, a la Universidad de Valencia, a la de Alicante y a la de Castellón (Jaume I), a la Universidad Politécnica de Valencia, y a la Feria de Valencia.

Moody's ha decidido mantener esta calificación ante la constancia de que estas dos regiones carecen de grado de inversión y a la luz del apoyo financiero que le está prestando el gobierno central en materia de liquidez a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

La decisión adoptada sobre las seis comunidades autónomas es consecuencia directa, explica Moody's, de la rebaja de la calificación del Reino de España a A3, un notable bajo, hace unas semanas.

En su informe remitido hoy, la agencia reconoce el esfuerzo del Gobierno por refinanciar o cerrar la deuda que las comunidades autónomas tienen con sus proveedores.

No obstante, apunta que sólo servirá para agravar el peso de su deuda. Según apunta, la deuda de Extremadura consumirá al menos el 64 % de sus ingresos netos directos e indirectos, el 88 % de Andalucía, el 143 % de Murcia, y el 225 % de Cataluña, en 2012, por encima de un año antes.

Algo parecido ocurre con la Comunidad Valenciana y con Castilla La Mancha. La primera elevará su deuda al 234 % de sus ingresos, y la segunda al 167 %, frente al 204 y 123 % de un año antes.

La dos regiones están sometidas además a un estricto control de gasto por parte del Estado, que debe autorizar cualquier operación financiera y vigilar la posición de liquidez de estos dos gobiernos autónomos.

Moody's advierte de que cualquier deterioro de la situación económica en España, o de la situación fiscal de las comunidades autónomas, supondría una presión adicional sobre las calificaciones de estas regiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine