08 de mayo de 2012
08.05.2012
Deuda pública

El Gobierno ve "encauzado" el déficit autonómico

Economía trabaja sobre el actual escenario y prefiere obviar la posible rebaja del objetivo de déficit por la UE

08.05.2012 | 12:58

La secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás, ha aseverado que el problema de deuda de las Comunidades Autónomas que ha generado desconfianza internacional "ya está encauzado", y ha defendido los presupuestos de 2012 porque revertirán la "recesión" y son rigurosos y estrictos.

Durante su intervención en las jornadas "Diálogos para la Democracia" patrocinadas por la empresa SAP, Currás ha indicado que el Ministerio de Economía y Competitividad ya trabaja en los presupuestos de 2013 y ha reiterado que el Gobierno sigue dando prioridad a la consolidación fiscal.

No obstante, ha dicho que si la Comisión Europea decide flexibilizar el plan de consolidación y prolongar el objetivo de déficit del 3 % del PIB más allá del 2013 "estaremos en otro escenario y mi equipo hará todos los números". "Reconozco que es más conveniente hablar de brotes verdes pero ahora toca oír la palabra disciplina, control, toca oír que estamos en una mala situación económica", ha dicho.

Ha añadido que las cuentas públicas para este año priorizan el gasto social y buscan un equilibrio en las figuras tributarias, al tiempo que ha asegurado que "no son los presupuestos del paro y la recesión" sino que son "útiles" y un complemento a un plan anual económico que se complementan con las reformas estructurales adoptadas.

Currás ha reconocido que el endeudamiento de las CCAA ha sido un problema, pero ha asegurado que ya se han garantizado los recursos y se ha puesto en marcha la Ley de Estabilidad Presupuestaria, "una auténtica brújula financiera" que consagra el déficit cero.

La secretaria de Estado ha advertido a todas las comunidades autónomas que deben presentar sus planes de consolidación en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera y ha dicho que en caso de que hubiera autonomías "rebeldes" se pondrían en marcha los "mecanismos de control" que contempla la ley de Estabilidad.

Ha explicado que estas medidas van desde el autocontrol hasta multas del 0,2 % del PIB o la recuperación de la competencia por parte del Estado de tributos cedidos.

Asimismo, no ha querido culpabilizar a las autonomías de sus problemas de endeudamiento, sino que ha achacado este problema a un sistema de financiación autonómico "imperfecto" y a la "manipulación" que ha hecho el anterior Ejecutivo, al transferir en 2008 y 2009 un volumen "ingente" de recursos que las autonomías consolidaron como gasto corriente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine