16 de octubre de 2010
16.10.2010

Thomas Cook, dispuesto a romper con Canarias

Amenaza con desviar turistas a otros países y no ofrecer Canarias como destino si los hoteleros canarios van a los tribunales

16.10.2010 | 12:32
Un avión de Thomas Cook en pleno despegue en Gando.

Thomas Cook contraataca. El turoperador turístico amenaza con romper o no renovar los contratos con los hoteleros canarios si éstos persisten en demandar al operador por realizar un descuento del 5% en sus facturas en compensación por los efectos de la nube del volcán islandés que colapsó los cielos europeos durante el pasado abril. El consorcio británico, que mueve más de dos millones de turistas en las Islas, y que realizó un recorte en los pagos en agosto y septiembre, se ha visto sorprendido por el anuncio de los agentes turísticos del pasado jueves de acudir a los tribunales, y ha comenzado a presionar a los empresarios para evitar acciones judiciales. Entre los mensajes lanzados está el desviar turistas a otros destinos, el de eliminar establecimientos de sus catálogos promocionales y no ofertar las Islas.
De hecho, el sector exige al Gobierno de Canarias y a los cabildos que se sumen a las denuncias de los hoteleros como demandantes para ganar fuerza. "El apoyo de las instituciones públicas es fundamental para que todos hagamos una piña y logremos ser más fuertes", explicó ayer José Fernando Cabrera, presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife (Ashotel).

Este empresario aclara que las demandas a emprender van en una doble vía: acudir a los tribunales de Defensa de Competencia nacional y europeo; y por otra parte demandar a Thomas Cook en las salas ordinarias. "No ha quedado otro remedio", continúa, Cabrera, que reconoce que "a nadie interesa llevarse mal con este turoperador, pero es importante parar esta acción, sobre todo, para evitar precedentes peligrosos". Cabrera sostiene que la decisión, respaldada por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) ya no tiene marcha atrás, ya que los contactos mantenidos entre el turoperador y representantes del sector "no han tenido ningún resultado positivo".

La patronal nacional ha puesto a trabajar a sus servicios jurídicos para comenzar a sondear qué asociaciones hoteleras se unirán a la demanda conjunta. En concreto, la Confederación ya ha contactado con las organizaciones de las principales zonas turísticas del país con el objetivo de realizar un recuento de lo que ha dejado de pagar el turoperador británico. En el caso de Canarias, y en una primera estimación, el importe a deber ronda los cuatro millones de euros. "La cuantía de la sanción que le puede caer a Thomas Cook es importante, aunque lo más destacado es que crearía jurisprudencia para evitar que se repitan situaciones similares en la que una empresa, de forma unilateral, abuse de su posición de dominio en el mercado y actúe a su antojo", continúa Cabrera. La demanda ordinaria sí pretende un reembolso a las empresas de lo que "ya estaba firmado". La patronal recuerda que "las leyes son claras y prohíben la retención de cantidad alguna por parte del turoperador por los servicios prestados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook