29 de julio de 2010
29.07.2010
40 Años
40 Años
Fernando Torrens, delegado del sindicato de controladores (USCA)

"Soportamos una presión laboral inhumana, estamos al límite"

"Los cambios normativos de este año han sobrecargado a los controladores"

27.07.2010 | 02:21
El delegado del sindicato de controladores en Canarias, Fernando Torrens.

El delegado en Canarias de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Fernando Torrens, niega en esta entrevista que las bajas que sufre este colectivo "estén organizadas", sino que son fruto de la elevada "presión" a la que se enfrentan en sus puestos de trabajo.

-El Ministerio de Fomento les ha acusado esta semana de organizar las bajas de controladores para perjudicar los servicios aeroportuarios...

-Esa afirmación es totalmente falsa. Además, estamos hablando de cosas muy serias, de garantizar la seguridad de los aviones y le puedo decir con rotundidad que un controlador es un profesional de los pies a cabeza, que tienen una gran responsabilidad y que si no está en condiciones de trabajar, será de forma más que justificada.

- Pero, ¿no es casualidad que en el Prat llegase a estar hasta la mitad de la plantilla indispuesta esta semana?

-Los controladores que no fueron a trabajar le garantizo que estaban enfermos y la prueba está en que tienen su baja correspondiente. Además, desde el sindicato que represento hemos animado a la Fiscalía a investigar las bajas y encontrar a los verdaderos causantes de la situación que no es otro que AENA por una mala gestión y una mala aplicación de la normativa vigente.

-Entonces, las verdaderas víctimas de este conflicto son ustedes que, insisto, da la casualidad que enferman al unísono y siempre en fechas claves como Navidad o Verano...

-Los cambios normativos que ha aprobado el Gobierno este año han sobrecargado de trabajo a los controladores y el resultado está ahí. Aumentan las bajas porque estamos soportando una sobrecarga de trabajo bestial. Con turnos inhumanos. Le digo más, hay compañeros que han trabajado de forma ininterrumpida más de veinte días y eso no se puede aguantar. Además, a día de hoy no existe ni un solo expediente abierto a un controlador por este motivo.

-¿Qué le parecen las últimas decisiones del Gobierno de abrir el control aéreo a empresas privadas o tirando de los militares?

-Es increíble. Ahora, el Gobierno quiere correr para suplir la falta de controladores con vías que ponen en peligro la seguridad del tráfico aéreo. Un controlador militar, a día de hoy, no está capacitado para gestionar el espacio comercial. Sólo cabría esta vía si se le forma, tal y como nos hemos formado nosotros porque si no se pone en riesgo la seguridad del tráfico. Desde hace cuatro años no se han formado controladores y, encima, AENA jubila personal. La escasez de personal es sólo achacable a la actual administración que, además nos quiere crucificar ante la opinión pública. Estamos en el punto de mira y es increíble como se nos ha tratado.

-Sin embargo, y viendo los tiempos que corren, ¿no cree usted que sus sueldos son desmedidos?

-Se ha dicho mucho sobre los sueldos y se barajan muchas cantidades. Nosotros no hemos atracado un banco porque la nómina que tenemos ha sido fruto de negociaciones a lo largo de muchos años, que ahora el Gobierno se quiere cargar. Hay que explicar que el sueldo base es inferior al de la media de controladores europeos, lo que pasa es que con las famosas horas extras que se hacen y que demuestran que faltaban controladores, pues sube más. Si hubiese más controladores sería otra cosa. Ahí está el origen del problema. Si se hubiesen formado más controladores no hubiésemos llegado a los sueldos que se han comentado ni tendríamos los problemas que existen.

-Fomento vincula el incremento de su absentismo con el bloqueo del convenio colectivo...

- Nosotros siempre nos hemos mostrado dispuestos a hablar hasta la saciedad para llegar a acuerdos con el Gobierno que nos está machacando a golpe de decretazo de forma abusiva y sin ver las consecuencias. En primer lugar, la salud de este colectivo, que está pagando la mala gestión de los turnos y los puestos de los controladores. Además, desde que se aplica el nuevo real decreto-ley que se aprobó hace casi cinco meses la situación ha empeorado. Además, es incomprensible que para ahorrar se jubile de repente a trabajadores de 57 años con alta experiencia y que su ausencia carga de más trabajo al resto de la plantilla. Además, el Gobierno en otros casos aboga por incrementar la vida laboral de otros trabajadores. Es una contradicción.

-¿No tienen la sensación de que el Gobierno les está haciendo la cama en el sentido de promulgar decretos, que a la postre les restan a ustedes su hegemonía?

-Desde el sindicato hemos denunciado la política de acoso y derribo contra nuestro colectivo y a las pruebas me remito. Estamos soportando una presión inhumana y estamos al límite. Si siguen gestionando como hasta hora los turnos en los próximos meses se repetirá la misma situación porque no es normal que AENA ponga en un turno a alguien que de hecho ya sabe que está de baja y que no va poder cubrir su puesto.

-De persistir la situación como hasta ahora, ¿se plantean una huelga?

-Nosotros tenemos la obligación de garantizar la seguridad aérea y estamos haciendo grandes esfuerzos. Huelga, de momento, no se ha planteado porque nosotros hemos sido desde el primer día dialogantes y estamos dispuestos a negociar con seriedad, cosa que de momento está faltando. Lo que nosotros queremos es que salga el convenio y se estabilicen las plantillas. Queremos que se acabe todo ya. Sólo queremos respeto por nuestro trabajo y por nuestro día de descanso que no se están cumpliendo. Le recuerdo que de nosotros dependen vidas y nos quieren presionar más y más. Hemos explicado a AENA la situación y confío en que se dé cuenta de que la situación es totalmente insostenible si lleva las cosas como hasta ahora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine