23 de julio de 2010
23.07.2010
conflicto de los controladores

Un militar asiste 20 vuelos al día, los civiles 40 cada hora

Los expertos dudan de que el Ejército pueda asumir tráficos densos

22.07.2010 | 02:59
Un militar asiste 20 vuelos al día, los civiles 40 cada hora

La carga de trabajo de los controladores militares en Canarias apenas cubre ni una hora de trabajo de un profesional civil. De hecho, mientras que el técnico de aviación civil atiende de media a 40 aviones a la hora, los controladores militares de Gando gestionan una media de 20 operaciones diarias, según revela un alto mando del Ejército del Aire, que prefiere guardar el anonimato. Esta fuente se muestra tajante al afirmar que "es imposible que un controlador militar, que está acostumbrado a otro ritmo de trabajo, sea capaz de dirigir los aviones comerciales".

Otra de las dificultades se centra en los escasos conocimientos de inglés que poseen los militares españoles, por lo que la mayoría del sector aéreo rechaza recurrir a este colectivo para suplir las bajas de los controladores habituales.

Una de las diferencias que separan a estos dos colectivos es su formación, ya que mientras que el profesional civil debe pasar por un curso de tres años, que ronda los 80.000 euros de coste, el militar pasa 24 meses en una academia del Ejército en la que se le licencia como suboficial con la especialidad en mando y control, una experiencia que le sirve para seguir la posición de una aeronave en un área determinada del espacio aéreo, pero que "no le permitiría gestionar los vuelos comerciales en todos sus tramos", reconoce el alto mando del Ejército. No obstante, esta fuente sí constata que "con meses de mucha preparación el controlador militar podría realizar más funciones".

Los controladores civiles, además, son los encargados exclusivos de dirigir al cien por cien las operaciones de aproximación, despegue y el aterrizaje de las aeronaves militares en Gando, con lo que los controladores de este cuerpo están excluidos de esta labor. Todas estas circunstancias, señalan las fuentes, comporta un riesgo para la seguridad del tráfico aéreo civil.

Además, la diferencia salarial entre ambos es astronómica, ya que mientras que el profesional civil puede cobrar más de 200.000 euros anuales de media, el sueldo medio del controlador del Ejército ronda los 30.000 euros. En este sentido, y respecto al tráfico militar en Gando, el Ejército cuenta con dos divisiones bien diferenciadas. La escuadrilla circular aérea operativa, que se encarga del seguimiento y control de las aeronaves militares en el espacio aéreo canario; y el grupo de alerta y control, que sólo se activa en casos de emergencia para tratar de interceptar un avión no identificado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine