04 de julio de 2010
04.07.2010

La patronal avisa de que sólo la economía sumergida frena una revolución en las Islas

"En Canarias caminamos hacia la conflictividad social", alerta Marcos Pérez

03.07.2010 | 04:00
Francisco Gómez, José Ramón Barrera, Manuel Marcos Pérez e Ignacio González, ayer, en Santa Cruz.

El vicepresidente de la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE-Tenerife), Francisco Gómez, consideró ayer que "en Canarias siempre hemos tenido mucha más economía sumergida que en el resto del país, porque si no aquí habría una revuelta social".

Gómez hizo estas declaraciones antes de la inauguración de la ´Jornada de Análisis de la Reforma Laboral y sus Implicaciones en la Contratación de Personal´ y tras conocer que el Archipiélago es la única comunidad donde aumentó el desempleo en junio con 57 personas más colocando el número de parados en 265.973.

"A veces vas a buscar empleados y no los consigues a pesar del paro tan alto", denunció Gómez antes de añadir que el hecho de que en las Islas "sigamos destruyendo empleo se debe a que existe una monoindustria, que es el turismo y dependemos de lo que nos viene y si no llegan no podemos seguir produciendo".

El empresario adelantó además que según sus previsiones "se seguirá destruyendo empleo todo este año".

Además se refirió a la reforma laboral y planteó que la formulada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no es la que necesita el país, pero por lo menos hay algo".

"A ver si comenzamos a sentir algún brote de otro color", ironizó el presidente de la patronal tinerfeña. Además, Gómez criticó que en la reforma "no se haya asumido la negociación colectiva, que necesitamos, y que la ley de los 20 días no esté claro porque estamos en manos de la judicatura". Por último señaló que "hay que conseguir de verdad que se beneficie la contratación y no el despido".
Las palabras de Gómez fueron secundadas por el presidente del grupo parlamentario del PSC, Manuel Marcos Pérez. "En Canarias caminamos hacia la conflictividad social que sólo se frenará cuando se decida desde un liderazgo claro, serio y responsable", aseguró el dirigente socialista ante más de 300 empresarios.

Sin embargo, mostró su convencimiento de que el Real Decreto de Reforma del Mercado Laboral porque "está pensado en el país y no en los votos".

En la misma reunión, el presidente de la Cámara de Comercio de Tenerife, Ignacio González Martín, lamentó que el mercado laboral en Canarias padezca una "auténtica fase de estancamiento debido a que el tejido empresarial no dispone de las herramientas ni del clima de confianza necesarios para generar empleo".

Aunque para los próximos meses de julio y agosto se prevé una mejoría en las contrataciones por la temporada estival, el presidente de la Cámara de Comercio recordó que el fortalecimiento del mercado laboral canario no se puede dejar en manos de la coyuntura veraniega.
"Para que las Islas empiecen a nutrirse de puestos de trabajo de forma estable es necesario mucho más que las bonificaciones a la Seguridad Social para las nuevas contrataciones, una medida que es positiva, pero que no es la salvación y está lejos de conseguir el objetivo de crear 80.000 nuevos contratos como se pretendía", consideró.

Para González Martín, "el problema es que opciones como el contrato alemán o los descuentos en las cotizaciones son sólo el acelerante, la gasolina para aumentar la velocidad de la recuperación, pero no el motor capaz de generar actividad económica".

"Si no se estimula la emprendeduría, ni se restablece el crédito, ni se crea un clima de confianza propicio, hablar de un escenario cercano de recuperación del empleo en Canarias será pura utopía", advirtió.

Para el presidente de la Cámara es necesario adoptar medidas que incentiven la inversión y que sirvan de desahogo a las pymes. Por esta razón es fundamental que después de la reforma laboral se ponga en marcha una revisión del sistema fiscal, concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine