04 de junio de 2008
04.06.2008
Desarrollo económico

Solbes considera "excesivamente pesimistas" las previsiones de la OCDE sobre el crecimiento de España

04.06.2008 | 16:56

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, considera "excesivamente pesimistas" las previsiones de crecimiento para España que ha dado a conocer hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que pronostica un aumento del PIB del 1,6% para este año y del 1,1% para 2009.

Antes de su intervención en el foro de la OCDE sobre cambio climático, celebrado en París, Solbes indicó a la prensa que la OCDE "infravalora" el impacto de las medidas de estímulo económico puestas en marcha por el Ejecutivo, y recordó que sólo la rebaja del IRPF, que supondrá 6.000 millones de euros, puede incrementar el consumo privado entre el 0,7% este año y el 1% en 2009. El impacto de todas las medidas en términos de PIB, según los cálculos del Gobierno, se sitúa entre el 0,2% y el 0,3% de crecimiento.

En segundo lugar, Solbes ve también infravalorada la inversión de bienes de equipo porque la expectativa de la OCDE establece una previsión anual del 1,6% que al Gobierno no le parece "realista" teniendo en cuenta que, en el primer trimestre, ha crecido más de un 6%.

Tampoco cree realista la previsión de inversión en construcción no residencial, dado que el apoyo que dará el Gobierno a la obra pública permitiría "ser más optimistas". Estas diferencias de visión respecto a la OCDE es lo que ha permitido a Solbes mantener la previsión de crecimiento para España "por encima del 2%" este año.

"Somos conscientes de que vamos a vivir una situación de ajuste en la economía española", dijo Solbes, augurando que estará "ligeramente por encima del 2%" este año. La previsión oficial es del 2,3%.

"Es un ajuste importante y somos conscientes de que esta situación no ha terminado", admitió el vicepresidente, que a la espera de ver cómo se comporta el segundo semestre de este año se mostró "relativamente optimista" de que el saneamiento de la economía española mejorará el crecimiento potencial y, corregidos los desequilibrios, se pueda "volver a crecimientos del 3% en un periodo relativamente corto".

DESACELERACION CORTA.

Junto a estas diferencias hay, según Solbes, coincidencias claras con la OCDE en que la economía española puede empezar a recuperarse en el año 2009 y, por tanto, si al final se cumplen los pronósticos, la fase de desaceleración será "relativamente corta".

También comparte el vicepresidente el punto de vista de la OCDE de que lo peor de las turbulencias financieras a nivel mundial puede haber quedado atrás y que la recuperación puede iniciarse a mediados de 2009.

En el informe de la OCDE, se ponen también de manifiesto las malas perspectivas de inflación para los próximos meses, que han empeorado como consecuencia de la evolución de los precios del petróleo y también han tenido impacto en las previsiones de crecimiento.

En este sentido, el titular de Economía está de acuerdo con el organismo internacional en la necesidad de corregir las perspectivas inflacionistas y evitar "efectos de segunda vuelta" que tengan un impacto en términos de espiral inflacionista y que habría que "evitar a cualquier precio", según Solbes.

CAMBIO DE MODELO.

En cuanto a la cifra del 10,7% de desempleo en 2009 que apunta la OCDE en su informe, Solbes la considera "posible" aunque destacó que es inferior a la que se encontró el Gobierno al inicio de la pasada legislatura.

"Lo importante es que esa cifra sea el menor tiempo posible. Eso se puede conseguir si se logra más actividad, pero también un cierto cambio de modelo y una desviación de la construcción a otro tipo de actividades con mayor valor añadido", resaltó.

El Ejecutivo cree que la clave del desarrollo español está en "más tecnología, más desarrollo y más formación de capital" en todas sus facetas para incrementar la competitividad y la productividad.

Mientras, sobre la mayor vulnerabilidad de la economía española de la que habla la OCDE, Solbes sostiene que se debe al fuerte crecimiento en la construcción de vivienda que, unido al déficit histórico por cuenta corriente, hace que los analistas internacionales encuentren el tema de "mayor dificil solución".

En cuanto al año 2009, para el que la OCDE prevé un crecimiento aún menor de la economía española, Solbes destacó elementos positivos y negativos, entre éstos últimos que el ajuste prosiga.

Entre los positivos, que la recuperación se produzca en el segundo trimestre y "de forma rápida". En consecuencia, el año 2009 no sería tan distinto del 2008 "pero con un comportamiento inverso". "El año que viene deberíamos ver el incremento de la producción y la recuperación de la actividad también de forma rápida", dijo.

MODERACION SALARIAL.

Por lo que se refiere a la recomendación de la OCDE de evitar que los salarios suban tanto como el IPC, Solbes admitió que el Gobierno plantea "lo mismo de distinta forma" al juzgar más importante que los ajustes se hagan por la vía del precio y que si hay empresas con dificultades jueguen con las claúsulas de revisión.

"Es mucho más importante que la actividad siga existiendo, y luego habrá tiempo para recuperar el poder adquisitivo", justificó. Además, el Ejecutivo quiere que cualquier ajuste por encima del 2% tenga en cuenta la productividad.

Finalmente, eludió aventurar si habrá cambios en los tipos de interés, pero puso de relieve que el Banco Central Europeo (BCE) "está haciendo su trabajo" intentando evitar impactos de segunda ronda en la evolución de los precios y, al mismo tiempo, está "adaptado a la realidad en términos de concesión de liquidez".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine