04 de junio de 2008
04.06.2008

Corbacho ve "razonable" el Plan de Empleo a residentes

El ministro confirma que el desempleo crecerá hasta final de año y afectará especialmente a la construcción

04.06.2008 | 01:57
El ministro de Trabajo e Inmigración y el presidente canario atienden a los periodistas.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, manifestó ayer que el Plan de Empleo que ha impulsado el Gobierno de Canarias, donde se da prioridad a los residentes en el Archipiélago, "parece razonable que si hay más desempleo en España y también en Canarias, hay primero que solventar las necesidades del mercado interior".
Corbacho se refirió así en una rueda de prensa celebrada en la sede de Presidencia del Gobierno Autonómico tras haber mantenido una reunión con el presidente del Ejecutivo regional, Paulino Rivero, y los consejeros de Industria y Empleo, Jorge Rodríguez, y de Bienestar Social, Juventud y Vivienda, Inés Rojas. El ministro confirmó que "hoy hemos visto dos datos que parecen contradictorios: por un lado, ha subido el desempleo en más de 15.000 personas y, por otro, han subido las cotizaciones en la Seguridad Social". De esta manera dijo que estos dos conceptos, que parecen contradictorios, no lo son. "En España se genera más empleo y, por lo tanto, hay más cotizaciones que el año pasado, pero a la vez también hay más desempleados porque la población activa ha crecido en más de 600.000 personas".
En referencia a Canarias, señaló que "parece lógico" ya que hay más desempleados que hace dos años y "parece razonable que con la demanda de trabajadores y trabajadoras que pueda tener la Comunidad de Canarias se priorice la contratación en Canarias y cuando esto no sea posible pues se podrá recurrir a la Península o donde haga falta". El ministro argumentó que "de lo contrario sería aumentar, en definitiva, la tasa de desempleo, y creo que eso sería un error".
Respecto al panorama en el sector de la construcción, el titular de la Cartera de Trabajo manifestó que "la desaceleración económica está afectando de manera directa a la construcción porque en España se estaban construyendo más de 700.000 viviendas al año" y eso, dijo, "es una barbaridad" porque en el mejor de los casos "la demanda no supera las 400.000 viviendas", así que el propio sector y "creo que todo el mundo veía venir que esta situación "se tenía que corregir para adecuar la oferta a la demanda". Indicó que, tal vez, "no era previsible que la caída fuera tan vertical como se ha producido".

Malos tiempos para el ladrillo. El ministro de Trabajo e Inmigración adelantó algunas cifras sobre las previsiones que maneja el Gobierno en cuanto a las viviendas construidas a final de año. Así, se refirió a que "podríamos estar hablando no de 400.000 sino de 200.000 a 300.000 viviendas construidas". Esto quiere decir que si "en España se llega a construir sólo 200.000 viviendas al año, habríamos tocado suelo".
Corbacho fijó el límite de las 200.000 nuevas viviendas anuales como la línea en la que "a partir de aquí la construcción no seguirá generando desempleo y destrucción de empleo". Será a partir de aquí, auguró, cuando la construcción comience la "recuperación y pueda llegar a esa cifra de 400.000 viviendas al año".

Cambio del modelo. El ministro mantuvo que una vez alcanzada esta última cifra "debería fijarse como tope para el futuro" así que "el diferencial de empleo que se produzca en este sector deberá pasar a otros sectores o se deberá buscarles acomodación" porque el modelo de crecimiento económico tiene que cambiar. A nadie se le pasa ahora por la cabeza que éste se vuelva a basar en el boom inmobiliario y volver a situar a España en el futuro con 700.000 viviendas al año".
El ministro quiso destacar las medidas que ya ha introducido el Gobierno para intentar paliar los efectos de la desaceleración económica como "son las primeras medidas fiscales al decidir "el Ejecutivo aumentar los créditos destinados a las pequeñas y medianas empresas, lo que ha supuesto un incremento de 2.000 millones de euros" que se conceden a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO); "el Gobierno ha tomado la decisión de que a partir del año que viene todas las empresas reciban devolución del IVA cada mes, cosa que ahora se hace cada seis meses" con lo que reportará "mayor liquidez".
También informó sobre las medidas relacionadas con la "ampliación de hipotecas sin costes económicos", así como la creación de un "plan de orientación para el que se ha contratado a 1.500 orientadores que comenzarán a funcionar a partir del verano".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine