11 de marzo de 2019
11.03.2019
Baloncesto

La historia se invirtió

El Granca pone fin a tres derrotas seguidas contra el Iberostar, al que no vencía desde la temporada 16/17. La afición claretiana, escasa en número, pero bulliciosa en presencia

11.03.2019 | 01:48
El ´rezo´ de Vidorreta en la Copa, parodiado por la Peña San Benito.

La derrota de ayer del Iberostar Tenerife pone fin a tres victorias seguidas de los aurinegros frente al Herbalife Gran Canaria. Una supremacía que parecía más que marcada a color aurinegro en la época más reciente de los derbis regionales. Esta vez la historia se invirtió, ya que los claretianos asaltaron el Santiago Martín. Lo hicieron con un partido serio y sólido, que acabó silenciando a los casi 5.000 seguidores que se dieron cita ayer en el recinto de Los Majuelos. A todos menos a las pocas decenas de seguidores del Granca repartidos por La Hamburguesa y que se dejaron notar desde antes del partido y durante buena parte del mismo, gracias principalmente a que los de Víctor García comandaron el marcador muchos minutos. Y como colofón, una estampa que se ha hecho típica en el Gran Canaria Arena, pero esta vez también a la inversa, ya que los jugadores del Herbalife ascendieron por la grada del Santiago Martín para celebrar un triunfo que, sin sacarles de pobres, sí les permite respirar con mucho alivio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente