14 de febrero de 2019
14.02.2019
FÚTBOL. Champions League

La UEFA expedienta a Sergio Ramos por la segunda amarilla ante el Ajax

El capitán del Real Madrid admitió haber forzado la segunda tarjeta, algo que está prohibido

14.02.2019 | 08:41
Momento en que el árbitro le muestra la amarilla.

La UEFA ha confirmado que investigará la acción que supuso la tarjeta amarilla para el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, en el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones que le enfrentó este jueves en el Johann Cruyff Arena.

Ramos, que estaba apercibido de sanción, aprovechó un lance del juego a un minuto del final para hacer falta a un rival y ser sancionado. Esta tarjeta impide que el central andaluz dispute el partido de vuelta del Santiago Bernabéu y llegue limpio a los cuartos de final si el Madrid se clasifica.

Dado el buen resultado de los merengues (1-2) Ramos preguntó al banquillo antes de forzar la tarjeta. El cuerpo técnico le dio el 'ok' y el capitán blanco -que cumplía 600 partidos como madridista- terminó el choque habiendo logrado su cometido.

Sin embargo, en zona mixta reconoció que la tarjeta fue buscada, motivo que la UEFA castiga duplicando la sanción. Es decir, en este caso, Ramos pasaría de perderse la vuelta ante el Ajax a perderse dicho partido y la hipotética ida de cuartos de final.

"Se ha iniciado una investigación disciplinaria basada en el Artículo 31 (3) del Reglamento Disciplinario de la UEFA en relación con las declaraciones del jugador del Real Madrid Sergio Ramos en el partido mencionado anteriormente", indicó el estamento europeo.

El camero, sin embargo, lo admitió ante los medios. "Viendo el resultado, la verdad es que te mentiría. Es algo que tenía presente. No es subestimar ni mucho menos, al rival ni pensar que la eliminatoria se ha pasado. Hay veces que en el fútbol te toca tomar decisiones complicadas y lo he decidido así, en el minuto 88, me perderé ese partido, y aunque no esté dentro del campo animaré como un ultra más", dijo.

Minutos más tarde, Ramos escribió dos tuits para desmentir lo que acababa de explicar. "Quiero dejar claro que me duele más que a nadie, que no he forzado la tarjeta, como tampoco lo hice contra la Roma en mi anterior partido de 'Champions', y que apoyaré desde la grada como un hincha más con la ilusión de poder estar en cuartos", finalizó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente