09 de febrero de 2019
09.02.2019
ÚLTIMA HORA
Cierran varios accesos a la costa de Tenerife por fuerte oleaje


Baloncesto

El Burgos prueba la fiabilidad canarista

El Iberostar Tenerife tratará de prolongar su buena dinámica en el Santiago Martín, donde encadena cinco victorias, frente a un rival reforzado y que ya fue capaz de vencer a los isleños en la primera vuelta

09.02.2019 | 01:26
El Burgos prueba la fiabilidad canarista

La fortaleza del Santiago Martín en Liga Endesa se pone a prueba. Aún con el regusto de su gran partido contra el Barça Lassa y con el generoso esfuerzo mostrado contra el PAOK el martes pese a no tener nada en juego, el Iberostar Tenerife pasa hoy una nueva reválida. Prueba exigente antes del reto copero y que tendrá como oponente a un San Pablo Burgos que ya fue capaz de vencer a los isleños en el duelo de la primera vuelta. Un triunfo esta tarde no solo ratificaría el buen momento de los canaristas, tanto local (sería el sexto triunfo seguido) como global (habrían ganado los aurinegros seis de sus últimos siete partidos), sino que además reforzaría su estado de ánimo para la cita a jugar en Madrid la próxima semana.

Paracen tener claro en el Iberostar, tanto en su discurso como por lo que demuestran en cancha, que el camino más corto para darle continuidad a esa tendencia ganadora. Y es que los números son claros ya que en los triunfos frente a Valencia, Baskonia, Manresa, Fuenlabrada y Barcelona los tinerfeños han encajado una media de 65,2 puntos. Un sello, muy reconocible en los equipos de Txus Vidorreta, que ha empezando a dar réditos a un Iberostar que ya ve muy lejanos aquellos inesperados tropiezos en su feudo contra el Estudiantes y el Zaragoza.

Pero más allá de tejer una telaraña incómoda para cualquier rival, este Iberostar de las últimas semanas no tiene mucho que ver al que haces dos meses y medio sucumbiera en el Coliseum (79-68). Aquel día los isleños fueron por delante durante casi todos tres cuartos, pero cuando les falló su acierto exterior (1/13 en triples en los minutos finales) claudicaron. Una derrota que no se debió tanto a ese pobre acierto lagunero desde el perímetro, sino al empecinamiento de sus jugadores en abusar de ese recurso. Así, al final del partido los canaristas habían lanzado solo 20 tiros de dos frente a 41 triples. Un desequilibrio que desde entonces Vidorreta ha sabido corregir en los suyos hasta el punto de que en sus seis encuentros más recientes los isleños han lanzado 41 veces más de dos que de tres. El gran momento de Iverson y la capacidad para postear de Beirán son dos factores que explican esta inversión y que deben convertirse, de nuevo hoy, en sólidos argumentos para tratar de tumbar al Burgos.

Un Burgos que tampoco se parece mucho al de aquel duelo. Con la marcha de su referente interior (Deon Thompson), pero la impronta de Sutton en su debut el pasado domingo (19 puntos y 11 rebotes), los de Diego Epifanio tratarán de mantener su producción ofensiva (promedian 84,5 puntos en sus siete últimos partidos) para acabar con el buen momento canarista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente