12 de enero de 2019
12.01.2019
Fútbol CD Tenerife

Propósito de año nuevo

El Tenerife busca desterrar el mal fario a domicilio que le acompaña desde el 1 de abril, la fecha de su última victoria en la Península. El convincente triunfo ante el Elche ha dado alas a los blanquiazules

12.01.2019 | 00:41

Año nuevo, ¿vicios viejos? El Tenerife está seguro de demostrar desde hoy mismo (Carlos Tartiere, 19:30 horas) que el comienzo de 2019 ha traído nuevos bríos al proyecto insular. No solo en los despachos, donde Víctor Moreno se afana en cerrar -de momento, con celeridad y acierto- una reforma contrarreloj de la plantilla del representativo. También en el verde, donde el equipo ya experimentó una muy notable mejoría contra el Elche y ahora quiere desterrar su gran lastre de esta temporada: la flojera y los pésimos dígitos a domicilio.

Un paso adelante sería ganar en Oviedo a un rival de trayectoria irregular, que suma casi dos tercios de sus puntos en su feudo pero aún así no está cerca de los puestos de privilegio. Tras quedarse fuera de la subasta del play off a última hora del curso pasado, el objetivo para este nuevo ejercicio era ubicarse con los mejores. Pero no le está dando resultados la remodelación del plantel que ejecutó en verano y que conoció nuevos episodios con la competición en marcha. Así, se marchó un exblanquiazul como Aarón Ñíguez y reclutaron los de Anquela a otro jugador con pasado en el Tenerife como Omar Ramos.

En el Principado se detecta un cierto disgusto con el discurrir de la temporada, en la que se ha cuestionado todo. Desde la construcción de la plantilla a la mano del entrenador, que llegó a estar contra las cuerdas antes de hilvanar un par de resultados positivos antes y después del parón navideño. El último, el lunes y sobre la bocina (2-3) en campo del Numancia.

En cuanto al Tenerife, la baja de Suso condiciona los planes de Oltra. En plena transformación del equipo y consumadas las bajas de Bryan y Aveldaño, el entrenador se maneja bajo mínimos para construir su equipo y la convocatoria. Además, algunos de los hombres que mantiene bajo su tutela están en la rampa de salida, así que lo suyo es hacer malabares para perfilar un Tenerife competitivo mientras sus superiores completan la necesaria reforma.

El convincente rendimiento contra el Elche ha dado alas a los blanquiazules y les ha brindado una semana apacible, en la que reina el optimismo frente a los malos augurios. No podrá jugar Luis Pérez, reemplazado por Cámara con solvencia desde que se produjo su lesión; y los que rindieron en el primer partido del nuevo año son fijos. Algunos lo hicieron a nivel tan alto que ya son incuestionables: Jorge, en su mejor momento; Milla, estelar en su regreso al once; Montañés, que cotiza al alza; o Malbasic, que ha arrebatado a Nano la condición de primer delantero del equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente