07 de enero de 2019
07.01.2019
Fútbol Liga Iberdrola

El Granadilla Tenerife Egatesa arranca el año de manera épica

Las blanquiazules vencen tras remontar al Valencia con un gol de Natalia Ramos y otro de Koko en el tiempo añadido

07.01.2019 | 00:32
El Granadilla Tenerife Egatesa arranca el año de manera épica

El regalo de Reyes perfecto. El Granadilla Tenerife Egatesa venció en su primer compromiso del 2019. Además, las blanquiazules lo hicieron a domicilio ante uno de los rivales con más renombre de la categoría, el Valencia. Dicho triunfo llegó en el tiempo añadido, donde los goles de Koko y Natalia Ramos neutralizaron el conseguido por Mari Paz.

Los primeros 45 minutos comenzaron con un ritmo pausado. Ninguno de los dos equipos logró asentarse de manera rápida sobre el verde, lo que imposibilitó que se vieran grandes acciones de peligro en los compases iniciales.

Borini sería la primera en intentar inaugurar el luminoso. Sin embargo, el lanzamiento de la visitante no pudo sorprender a Vreugdenhill. Pasaban los minutos y ambos conjuntos se soltaban en ataque. Así las cosas llegó la ocasión más clara para el cuadro ché. Un disparo entre palos que fue salvado in extremis por Estella, justo en la línea de gol.

Tras el paso por vestuarios, ambos conjuntos adelantaron sus filas y buscaron con ahínco el tanto. Sin embargo, ni Mari Paz, ni María José Pérez se mostraban acertadas de cara a gol.

Corría el minuto 76, cuando la árbitro del encuentro señaló pena máxima de Patri Gavira. La responsabilidad la tomaba Mari Paz, quien acertó en su disparo y puso por delante a las valencianistas.

Pese al duro golpe sufrido, el Granadilla Tenerife Egatesa no bajó los brazos. Dicha insistencia tuvo su recompensa en el tiempo añadido. En el minuto 91, Natalia Ramos batió a la guardameta visitante tras un preciso remate.

Cuando todo parecía indicar que el reparto de puntos sería el resultado final, llegó el tanto del delirio para las visitantes. En el minuto 94, Koko introducía el cuero en el interior de las redes y llevaba el delirio al banquillo de Pier Luigi Cherubino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente