08 de diciembre de 2018
08.12.2018
Baloncesto

Txus Vidorreta: "No sé cómo nos habremos adaptado a esta ventana"

El técnico del Iberostar valora el mejor ritmo del Barça como "una ventaja adicional"

08.12.2018 | 01:44
Txus Vidorreta: "No sé cómo nos habremos adaptado a esta ventana"

Con una semana de trabajo atípica el Iberostar Tenerife se prepara para enfrentarse en el Palau al Barça Lassa, un conjunto que pese a las dos derrotas consecutivas encajadas en la Euroliga, no muestra señales de debilidad y además ostenta un mayor ritmo de competición que el combinado aurinegro que apenas ha podido completar dos sesiones normales de entrenamiento por la última ventana FIBA.

Así lo valoró el técnico del Iberostar Tenerife, Txus Vidorreta, en su comparecencia de ayer, recordando que la incorporación de los jugadores aurinegros a las sesiones preparatorias se ha ido produciendo a cuentagotas: "La semana pasada fue larga y complicada porque solo teníamos tres jugadores: Nico, que a pesar de sus dolencias en el partido ante el Burgos pudo entrenar, Tim Abromaitis y Petit Niang, con lo que mucho no pudimos hacer. A partir del lunes fuimos recuperando jugadores. Primero a los internacionales españoles, que realizaron una sesión de recuperación y desde el martes se sumaron a los que ya teníamos, junto con Ferrán Bassas, al que se había dado descanso porque arrastraba muchas molestias en la rodilla".

Tras ellos fueron llegando Mads, Brussino, McFadden, que se unieron el miércoles así como Colton Iverson, que tuvo que realzar algunas gestiones burocráticas en Estados Unidos. Sin embargo, durante esos días no se ha podido contar con Lucca Staiger, que aún arrastra molestias por el golpe que sufrió en el talón en el partido contra el Burgos, además de la ausencia de Pierre Gillet, que estará de baja cuatro semanas. Vidorreta afirmó al respecto que "no agrada nunca perder a un jugador y más aún cuando no se lesiona contigo", en referencia al hecho de que el belga se rompió durante la ventana con su selección.

"Esto en medio de una competición es complejo y lo que estamos haciendo es aprovechar el tiempo para rearmarnos un poco, para dotarnos de ritmo en estos dos entrenamientos que hemos podido hacer con casi todo el equipo", explicó el entrenador.

"Fuimos capaces de adaptarnos muy bien a la primera ventana, en la que empezamos incluso antes de lo que estaba previsto porque los jugadores tenían ganas de trabajar. Nos vino bien el descanso y empezamos bien la competición a pesar de esa derrota en Madrid. No sé cómo nos habremos adaptado a esta, pero está claro que un equipo como el Barcelona, con una plantilla larga, con muy buenos jugadores, muy bien dirigido y con ritmo de competición, si ya de por sí es un equipo muy potente y difícil de batir, ahora tiene una ventaja adicional", señaló el entrenador aurinegro para quien la clave del encuentro estará en "salir bien y luego mantener esa salida porque el Barcelona juega con un ritmo muy alto los cuarenta minutos y nosotros tenemos que ser capaces de mantener también ese ritmo".

"Es un equipo muy agresivo en defensa, con mucho físico, que roba muchos balones y jugadores especialistas en esta faceta. Juega con mucha intensidad durante los cuarenta minutos por lo tanto más que cuestiones tácticas lo que tenemos que hacer es competir al mismo nivel de intensidad", reiteró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente