01 de diciembre de 2018
01.12.2018
Fútbol CD Tenerife

A cambiar la historia

El Tenerife busca dar un viraje a su errática trayectoria a domicilio y también a su mala racha en Gijón, donde no ha marcado en ninguna de sus últimas tres visitas. Oltra podría repetir alineación

01.12.2018 | 00:24
A cambiar la historia

El Tenerife busca hoy dar un viraje en el relato de la temporada en curso, donde ha vivido siempre más cerca de la zozobra que de la opción de soñar. Un triunfo en El Molinón valdría para ganar en tranquilidad y, de paso, quebrar una larguísima sequía a domicilio que se remonta al mes de abril. Desde entonces, el representativo no se ha dado ni una sola alegría fuera del Heliodoro.

El propósito fundamental para Oltra y los suyos es cambiar la mala imagen que dan como foráneos, pues sus prestaciones decrecen muy peligrosamente cada vez que salen de su feudo. Una victoria, además, serviría para colgar nuevamente de El Molinón la etiqueta de talismán para los blanquiazules. Hasta hace unos cuantos años, el estadio gijonés era fetiche para el Tenerife, que conquistó en este escenario su primera clasificación para la UEFA y logró sonados triunfos a costa del Sporting en casi todas las categorías. No obstante, sus tres últimas visitas a los rojiblancos se han saldado con otros tantos fiascos... y sin gol todas ellas.

Aunque admitió que la puesta en escena de los suyos no le convenció del todo, Oltra podría reproducir la misma alineación que ganó hace seis días al Rayo Majadahonda. En defensa no hay dudas por la altísima fiabilidad que ofrece el dueto Jorge-Alberto frente a cualquier otra combinación; y tampoco hay motivos para dudar de Milla y Undabarrena, cada vez más sólidos en la sala de máquinas. Arriba, el técnico dio su aprobación pública a Malbasic pese a su sequía; y en Naranjo seguirá confiando, ahora que ya por fin se acerca a su mejor versión.

Así pues, hay razones para pensar que el entrenador blanquiazul repetirá equipo por vez primera. Enfrente, el Sporting obligará a los insulares a emplearse al máximo. En su última contienda contra el candidato Granada, el cuadro astur exhibió unas hechuras y una solvencia que no se le había visto nunca de la mano de Baraja. Les ha venido como anillo al dedo el cambio de entrenador y el hombre que la afición pedía a gritos (Luis Alberto López, proveniente de la escuela de Mareo) no ha podido empezar con mejores señales.

El afán por ver en acción al nuevo Sporting de la mano de su nuevo técnico será un estímulo más para llenar El Molinón hasta los topes. Hay ganas en Gijón de quitarse el mal sabor de boca del último derbi, que le costó el puesto a Baraja; y de conseguir otro triunfo que les acerque a la zona noble. Los últimos triunfos han inyectado moral y fe a los equipos que hoy se enfrentan. Pero solo uno puede seguir en dinámica alcista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente