21 de noviembre de 2018
21.11.2018
Fútbol CD Tenerife. Entrevista | Alfonso Serrano

Alfonso Serrano: "Espero que mi salida del Tenerife ayude a que la atmósfera se calme"

"Nunca he tenido a otro presidente como Concepción, tanto en el tema personal como en el profesional" afirmó

21.11.2018 | 00:13
Alfonso Serrano: "Espero que mi salida del Tenerife ayude a que la atmósfera se calme"
Alfonso Serrano: "Espero que mi salida del Tenerife ayude a que la atmósfera se calme"

Alfonso Serrano se despidió ayer del CD Tenerife en un tono elegante, sin estridencias aunque con algún dardo al entorno... y a Joseba Etxeberria. Del profesional vasco dijo que se arrepentía de "no haberle destituido antes o no haberle renovado". Asimismo, el vallisoletano expresó que se sintió siempre señalado. En su última comparecencia ante la prensa estuvo solo -por decisión propia- y apenas dejó margen para la autocrítica. Aunque sí admitió algunos errores, sobre todo en la primera de sus temporadas en el cargo.

Gratitud a Concepción. "Lo primero que quiero hacer es dar las gracias, sobre todo al presidente. Siempre me mostró su total confianza y apoyo. He estado en muchos clubes durante mi carrera y nunca he tenido un presidente como éste, nunca, tanto en el tema personal como en el profesional", dijo del máximo mandatario blanquiazul, siempre su principal y más firme defensor. "Me dio libertad absoluta para firmar lo que estimase conveniente y siempre tuve la última palabra en todo. En la decisión de firmar entrenadores, en la elección de los jugadores y la composición de la secretaría técnica", completó.

Más agradecimientos. "Quiero agradecer también la confianza del consejo de administración, a los entrenadores y jugadores que he tenido... porque he aprendido de todos ellos. También me gustaría expresar mi gratitud a toda la gente del club. Ha sido un placer trabajar con ellos durante todo este tiempo. Me han hecho el trabajo diario muy fácil, desde la dirección general hasta los jardineros. Con todos he tenido un trato estupendo y de amistad", añadió el que hasta ayer fue responsable de los fichajes en el representativo.

El entorno. "Lo realmente importante es el club. Los activos del club, que son los jugadores, ven que se les resta confianza a través de las críticas. Si el ambiente y la armonía son buenos, los futbolistas dan más del 100%. Ahora mismo, la situación no es como nos gustaría. Y los futbolistas no rinden", dijo sobre el mal momento que vive el plantel blanquiazul. "Aquí siempre estáis con números y yo no soy de números; soy más de sensaciones, y las sensaciones de estos últimos años son buenas", respondió a la hora de hacer balance.

Sus méritos. En su adiós, Serrano hizo una encendida defensa de su propio trabajo. "Tenemos una plantilla buena. Quitando el primer año, que por diversas circunstancias a lo mejor no estuve muy afortunado en algunas decisiones que tomé, el resto de plantillas que he configurado son muy buenas. La del año pasado era la mejor, o de las tres mejores de la categoría sin ninguna duda. Así que me voy orgulloso del trabajo hecho", expresó el despedido secretario técnico solo unas horas después de conocerse su cese.

Números. "Hemos vendido sobre cinco millones de euros y los activos que tiene el club, están sobre los diez. Unas veces se ha conseguido y otras veces no se ha conseguido el objetivo, pero siempre hemos buscando un equilibrio entre gente de la cantera, veteranos que tirasen del carro y futbolistas con proyección que han venido de fuera", resumió.

Etxeberria. El pasaje más controvertido de su rueda de prensa fue el referido al cese de Joseba, que se dio en la quinta jornada. "A lo mejor me arrepiento de no haberle destituido antes, puede ser. En vez de haberle despedido en ese momento o haberle renovado. Son circunstancias que a toro pasado no me gusta evaluarlas. Tomé la decisión y ya manifesté en su día que sabía a lo que me exponía cuando lo hice. Y nada más. Lo único que quiero ahora es el bien para el club, para el Tenerife, y que esta situación se revierta. Deseo que salgamos de abajo lo antes posible", apostilló.

Siempre señalado. El inquilino hasta esta semana de la dirección deportiva blanquiazul se refirió a las numerosas críticas recibidas en sus dos etapas en los despachos blanquiazules. "En Tenerife casi siempre el culpable era Alfonso Serrano. Dani paraba cuatro penaltis y Alfonso Serrano tenía la culpa por que no hubiese parado cinco. Siempre pasaba lo mismo, pero no quiero poner excusas ni pretextos ni nada. He hecho mi trabajo lo mejor que he sabido, y lo que quiero es que a partir de ahora se revierta esta situación. Cuesta salir de abajo, no es fácil, pero para ellos los jugadores deben demostrar lo que todos esperamos de ellos", adujo a continuación.

Los motivos del descalabro. "Las cosas no se dan solo por un motivo, sino que surgen por varios motivos. Es un conjunto de todo: los jugadores no están rindiendo como esperábamos, yo seguramente me habré equivocado en el fichaje de alguno, el entorno que no ayuda... A mí no me parece normal que el otro día en Pamplona, sin hacer un buen partido, tengamos tres ocasiones mano a mano y no metamos ni una. El equipo, con balón, hace cosas que no hace casi ningún equipo de la categoría. Pero el fútbol es también competir: saber hasta cuándo tienes que perder tiempo, parar el partido o montar una tángana para que el equipo reaccione".

Cómo ha sido su salida. Serrano ofreció su propio relato de los últimos acontecimientos en el seno del representativo. "Hablé con el presidente y pactamos más o menos el tema de que mi salida iba a ser en el mercado de invierno, sobre febrero. Pero dadas las circunstancias y la situación actual, tras varias conversaciones con él y con otro componente del club, hemos decidido adelantar mi adiós dos meses. Sobre todo, para que el nuevo director deportivo o secretario técnico tenga el mercado de invierno para hacer lo que estime oportuno y recomponer el equipo donde él quiera".

Un ruego. "Entiendo que la gente o que alguien piense otras cosas sobre mi saldia, pero yo no miento. Estoy muy agradecido a toda la gente del club. Para mí ha sido un placer y espero que de verdad, con mi salida la atmósfera se calme y todos remen en la misma dirección. Al final, lo único importante es el club", reiteró. "Y si mi salida vale para que todos vayamos en el mismo sentido, bienvenida sea", remarcó una vez más.

Un club que le dejó huella. El vallisoletano se marcha del Tenerife, la entidad que confio en él más que ninguna otra. Han sido casi siete años repartidos en dos etapas, así que es natural que dijese que quiere "mucho a este club". "He pasado etapas buenas, muy buenas, malas y regulares. Pero me quedo con las cosas positivas, las amistades que dejo aquí y el cariño que le tengo yo a esta institución. A partir de ahora, me pongo a disposición de la entidad y mi teléfono estará abierto para que lo necesiten de mí", finalizó.

Entrenadores. Se le preguntó a Serrano si su gran cruz había sido la elección de los entrenadores, pero rebatió esta tesis. "Todos los que hemos tenido han cumplido con el objetivo. Agné salvó al equipo, con Martí estuvimos a un gol del ansiado ascenso, Etxeberria hizo reaccionar al equipo y estuvimos en zona de play off... Ahora el equipo no ha respondido, pero no es cuestión de echar la culpa a uno solo; todos somos culpables", sentenció.

Pudo irse. Serrano dejó entrever que tuvo posibilidades de salir a otro club (presuntamente Osasuna, que le tenía en consideración entre varios candidatos a ocupar su dirección deportiva). "No me arrepiento", respondió. Tuve opciones de salir, pero estaba a gusto en el club. Creo que solo se equivoca el que toma decisiones.", fue otro de sus mensajes. "Ahora toca descansar y despejar la cabeza antes de coger otro proyecto o no. Han sido cinco años en un club especial y me siento orgulloso de esta etapa. Quiero descansar", reiteró, "y deseo que el Tenerife salga de esta situación".

El equipo que deja. La herencia de Serrano es un plantel sumido en la desconfianza y más cerca de la cola que de la cabeza. Pero el arquitecto del proyecto cree en la remontada. "Estoy plenamente convencido. Al equipo solo le falta manejar los partidos sin balón, pararlos... Con balón estamos al nivel de muy pocos clubes de esta categoría. Y espero que los jugadores, con la ayuda de Oltra, cojan el mensaje y salgan a flote", apuntó.

La presión. A entender de Serrano, los equipos que mejor funcionan son aquellos que trabajan sin urgencias. "Creo que los equipos de ciudades que no tienen presión siempre están arriba, como el Alcorcón o el Numancia del año pasado. La gente se tiene que dar cuenta de esto. Para todos es bueno que el Tenerife esté en Primera División, pero desde otra carretera, porque así es muy complicado. La gente del club está implicada al ciento por ciento y todo sería más fácil si todos fuéramos en la misma dirección. Si cogemos todos el mismo camino no tengo dudas de que el Tenerife volverá a Primera... más pronto que tarde", concluyó.

Se quedan al mando. En un comunicado emitido a través de sus medios oficiales, el club ha querido aclarar que la secretaría técnica no queda huérfana en estos momentos. Toño Hernández, Sesé Rivero y Ricardo León, entre otros, se quedan desempeñando las funciones que antes tenía Serrano. De hecho, es posible que se aproveche parte del trabajado iniciado por el pucelano con vistas al mercado de enero, para el que se harán dos o tres incorporaciones. Además, desde el club no se descarta que haya alguna baja.

Pasa a la siguiente página

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente