10 de noviembre de 2018
10.11.2018
Baloncesto

En busca de una faena redonda

El Iberostar tratará de volver, en el derbi regional, a la senda del triunfo a costa de un Granca dubitativo y al que le podría asestar un golpe mortal de cara a la Copa

10.11.2018 | 01:27
En busca de una faena redonda

Los detalles

  • Desplazamiento nocturno: El Iberostar Tenerife se ejercitó ayer a mediodía en el Santiago Martín y ya a primera hora de la noche se desplazó hasta Gran Canaria. Los de Txus Vidorreta tienen programada para esta mañana a primera hora una última sesión de tiro en el Gran Canaria Arena. Varios directivos, entre ellos el presidente Félix Hernández, y el gerente Aniano Cabrera, acompañan al equipo.
  • Sin viaje organizado: La hora del partido, el hecho de no poder regresar de forma masiva la misma noche (el último barco hacia Tenerife sale a las ocho) y también que el precio de las entradas se ha incrementado ostensiblemente respecto a temporadas anteriores ha provocado que hoy no haya viaje organizado por la afición del Canarias.
  • Invitados a la celebración: El de hoy será el partido número 1.000 del Gran Canaria en la máxima categoría del basket español después de 28 temporadas, las 23 últimas consecutivas. La celebración contará con diversos actos y en uno de ellos estará presente el CB Canarias por medio de algunos viejos jugadores. También se espera la asistencia del máximo mandatario de la ACB, Antonio Martín.

Dicen que un clavo saca a otro clavo, y eso es lo que puede hacer hoy el Iberostar Tenerife. Aún con el disgusto que le supuso la cruel derrota frente al Tecnyconta Zaragoza, el cuadro lagunero afronta esta tarde un duelo de máxima exigencia con motivo de su visita al Herbalife Gran Canaria. Una plaza, la de Las Palmas, que hasta hace nada parecía inexpugnable, pero en la que los isleños se han acostumbrado a ganar hasta el punto de buscar esta vez su tercera victoria seguida (cuarta si se cuenta la Copa Toyota de este verano) en suelo claretiano.

Persiguen los aurinegros un triunfo que, en caso de lograrlo, sería como ejecutar una faena redonda. Y es que de lograr ganar al Granca los canaristas no solo recuperarían, con creces, su más reciente accidente en el Santiago Martín, sino que además le darían prácticamente la puntilla a un rival directo en la lucha por la Copa del Rey (le aventajaría en tres partidos y aumentaría la diferencia de un average general que ahora es +36 para los tinerfeños) y que llega a este compromiso cargado de dudas debido a una trayectoria errática en ACB, competición que los de Maldonado no están sabiendo separar de sus retos mayúsculos continentales.

Pese a mediarse a un Granca muy inestable, que ya empieza a cansar a su grada (especialmente descontenta con su entrenador), y que además afrontará su segundo partido en poco más de 40 horas, si el Iberostar desea sumar su sexta victoria del curso en Liga Endesa deberá mostrar su mejor versión... Y sobre todo huir, a lo largo del duelo, de cualquier modalidad de esas irregularidades con las que tanto ha coqueteado hasta la fecha y que incluso han derivado en derrota.

Números en mano parece más que evidente que el camino más corto para que el Iberostar llegue hoy al triunfo será el de exhibir sus mejores prestaciones defensivas y evitar entrar en un toma y daca de anotación alta en el que los claretianos parecen encontrarse relativamente cómodos. Pero si bajar los más de 84 puntos que promedia el Granca parece obligado, también lo es dar con el equilibrio preciso en ataque. Una imagen que se asemeje más a la del pasado martes contra el Hapoel Holon, donde Iverson y Sanz dominaron la pintura y el equipo circuló bien el balón e hizo daño desde fuera; y que no se acerque a la de hace una semana, cuando los de Vidorreta, pese a haberse ido hasta los 15 triples anotados, dieron claros síntomas de desequilibrio.

Para optar a estas prestaciones el conjunto canarista no solo depende del buen rendimiento de un quinteto tipo y en el que sobresale el gran momento de forma de jugadores como Javi Beirán, Colton Iverson y un Thad McFadden que si bien enlaza dos partidos discretos, será hoy una gran amenaza para el Granca. Así, se antoja vital la ayuda de la segunda unidad, donde jugadores como Sebas Saiz, Ferran Bassas y Nico Brussino ya recibieron una dosis de autoestima en el duelo del martes de Champions.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente