14 de octubre de 2018
14.10.2018
Fútbol CD Tenerife

Hoy toca despertarse

El Tenerife ansía un triunfo terapéutico para una crisis que ya agotó el crédito de Etxeberria y ahora amenaza con expandirse. Oltra hará cambios en la alineación para jugar ante un Lugo en apuros

13.10.2018 | 23:33
Hoy toca despertarse

En horario matinal, al Tenerife le toca hoy despertarse (Heliodoro, 12:00 horas) para sumar tres puntos casi medicinales. La victoria es la única terapia posible para la crisis galopante que acusa el representativo, concebido para instalarse pronto en las posiciones altas de la tabla y urgido por una serie inacabable de decepciones. Con tan solo una excepción, el triunfo de hace dos semanas en casa contra el Cádiz, que ahora quiere reproducirse a costa del Lugo. Como los gaditanos hace una quincena, los gallegos también llegan necesitados.

A tenor de las manifestaciones de Oltra después de caer con estrépito en Mallorca, se avecina revolución en el Tenerife. Denunció el valenciano que no le gustaron algunos detalles feos ni la actitud de los suyos en la goleada en Son Moix, así que probablemente se considere señalados a aquellos hombres que hoy salgan del once. Una opción real es que Naranjo se caiga de la alineación, cansado el entrenador de esperar por su mejor versión; y que vuelva Nano, apeado del partido de Palma por motivos personales.

No obstante, los problemas del Tenerife no están solo en su ineficacia goleadora y en la pólvora mojada de sus arietes. En Mallorca falló todo, también la defensa, donde Oltra ha dudado esta semana si mantener cinco zagueros u optar de forma definitiva por su esquema de siempre. Sea como fuere, en sus planes hay nombres fjos. Como el de Dani bajo palos, Jorge en la retaguardia, Suso en ataque o un Luis Milla hasta la fecha inamovible de la sala de máquinas.

El Lugo es un equipo sin tanto pedigrí como otros, pero con argumentos suficientes para revalidar su pasaporte para competir en Segunda. Ha optado por un técnico con experiencia de altos vuelos como Javi López; y por un plantel donde sobresale Iriome, capitán general tras tantos años seguidos de fidelidad y compromiso con los gallegos. Vienen de perder contra un recién ascendido (2-1 en Elche) y la derrota escoció, así que las urgencias hoy no serán solo las del Tenerife.

Uno de los focos de atención será el comportamiento de la grada, hastiada de tantos desatinos en la parcela deportiva y con la inconfundible sensación de desengaño porque los resultados no se corresponden (ni por asomo) con las felices expectativas de agosto. Agotada la bala del cambio de entrenador, un nuevo trasquilón haría dudar de la conveniencia de aquella decisión controvertida. Y llevaría las miradas al palco, donde Concepción no está dispuesto a digerir ni una derrota más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente