13 de octubre de 2018
13.10.2018
Baloncesto. Liga Endesa

Ocasión propicia para otro triunfo

Después de tres victorias seguidas y buenas sensaciones, el Iberostar visita este domingo al colista, que aún no conoce lo que es ganar

13.10.2018 | 19:38
Abromaitis entra a canasta en el partido ant el Obradoiro.

Que la racha no se detenga. Después de tres victorias consecutivas (dos en Liga Endesa y la del estreno en la Champions League), el Iberostar Tenerife quiere prolongar esta tarde su buena dinámica de resultados. Y es que los de Txus Vidorreta visitan la cancha de un Delteco GBC, colista y que todavía no conoce la victoria oficial en lo que va de curso. Ocasión propicia para darle continuidad a los resultados positivos... y también a unas sensaciones más que satisfactorias. Ganar en San Sebastián no es obligación para los canaristas, pero sí uno de esos partidos que no se pueden dejar escapar para que los isleños mantengan intactas sus opciones de luchar por estar otra vez en la Copa del Rey y en play off.

Pese a que en el triunfo contra el Telekom Bonn del martes la que más brilló fue la parcela ofensiva, fue la efectividad de cara al aro (con 24/32 en tiros de dos y 10/20 en triples) es su buena defensa el mayor aval para que el Iberostar haya mostrado una versión lo más parecida posible a lo que se espera de él. Sucedió así en la segunda parte contra el Breogán, que hizo un 11/30 en tiros de campo en esos segundos 20 minutos; y se repitió en el duelo frente a un Obradoiro que se quedó en un 21/59 en lanzamientos, a lo que sumó 20 pérdidas. Y sucedió también hace cinco días en el citado duelo contra los germanos, que solo anotaron 24 de sus 67 tiros a canasta. Números más que suficientes para volver a sumar hoy otra victoria, toda vez que el Delteco es de los peores conjuntos en esta Liga Endesa en lo que a tiros de dos y de tres se refiere.

El de hoy también se antoja un encuentro para que Thad McFadden prolongue su estado de gracia de cara al aro y de paso confirme su candidato a jugador revelación en esta campaña, o para que Colton Iverson vuelva a marcar diferencias debajo de los aros. Pero a la vez haría bien Vidorreta, si el escenario es propicio, en terminar de meter en dinámica a varios de sus otros pupilos. Uno, Pierre Antoine Gillet, que ya dejó buenas sensaciones en su estreno como canarista y que hoy debutará en competición nacional; y otro es Nico Brussino, que hasta la fecha parece envuelto en una manifiesta regularidad, y también inseguridad, factores que le han impedido ofrecer la imagen que de él se espera.

Delante tendrá hoy el Iberostar Tenerife un conjunto de los llamados a sufrir para evitar el descenso. Un Delteco en el que el mal estado físico de Vitor Faverani y la renqueante recuperación de Beqa Burjanadze han terminado dando cabida al excanarista Blagota Sekulic, uno de los archiveteranos de la plantilla junto a Fede Van Lacke y Alberto Corbacho. Un trío en contraposición con otros jugadores sin apenas experiencia en la competición, caso de Maiza y Oroz. El plantel donostiarra se completa con apuestas de cierto riesgo, como el explosivo Garrett Nevels, el mexicano Jorge Gutiérrez y el ucraniano Bobrov, sin experiencia en ligas de gran calado del concierto internacional pero que en estos compases iniciales del curso ya han sabido asumir un gran protagonismo. Es ahí, en el fondo de armario, es donde los de Vidorreta deben marcar diferencias para salir airosos de suelo donostiarra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente