12 de septiembre de 2018
12.09.2018
Fútbol CD Tenerife

La Copa como lanzadera

El Tenerife se toma su debut en la competición del KO como una oportunidad para recuperar sensaciones y un escaparate para los menos habituales. Habrá cambios en casi todas las líneas

12.09.2018 | 00:34

El debut en la Copa del Rey llega en mal momento para el Tenerife, incrustado en una semana con un duelo clave (el del sábado contra el Reus) y en una situación de extrema necesidad, con el casillero de victorias huérfano aún, tras cuatro intentos fallidos. Pero es el torneo del KO también una oportunidad. Bien mirado, este envite ante el Cádiz puede convertirse en un punto de inflexión. Esto es, en el comienzo de la remontada.

Por su perfil ambicioso y porque conoce bien el escaparate que es la Copa, Joseba Etxeberria ya verbalizó ayer su intención de tomarse muy en serio la cita de esta noche. El mensaje de su homólogo en el Cádiz fue el opuesto. "No sirve de nada", adujo Cervera al preguntársele por este torneo. Pero no se sabe aún si va de farol, si dijo la verdad o si buscaba solo quitar presión a los suyos, desvencijados por dos veces consecutivas en el último suspiro (ante Oviedo y Real Mallorca).

En el Tenerife abundan los motivos para intentar ganar. Por un lado, la victoria supondría brindar a la afición la primera alegría de la temporada en el Rodríguez López; por otro, alimentaría la moral de la tropa en vísperas del choque contra el Reus, donde el triunfo ya será obligatorio. Y por si fuera poco, es también la Copa una oportunidad. Para cruzarse con Las Palmas en la próxima ronda o con un Primera en la siguiente; y para dar rodaje a los menos habituales, que hoy tienen su particular prueba de fuego.

Las permutas

Los cambios en locales y visitantes se producirán en todas las líneas. No jugará Dani, reemplazado por el prometedor Ángel, seguramente el más ilusionado de todos. Y tampoco otros titularísimos que darán cancha a los Undabarrena, Borja, Cámara y otros meritorios. El Cádiz optará por la misma fórmula: reservar a los fijos y dar cancha a los presuntos suplentes. No viajó Jairo, el único exblanquiazul del plantel, aún entre algodones.

Desde el afán del triunfo que comparten ambos entrenadores, aunque lo verbalicen con diferente ímpetu y distinta terminología, en algo coinciden a unas horas de que la Copa eche a andar para Tenerife y para Cádiz. Que no haya prórroga, ni mucho menos tanda de penaltis. Una solución corta a este primer envite copero es lo más conveniente, pues si en algo coinciden todos los clubes de Segunda es que su prioridad es la Liga. Esta Copa, solo un edulcorante que, en el caso del Tenerife, bien puede valer de lanzadera. Un estímulo en miércoles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente