10 de agosto de 2018
10.08.2018
Fútbol
Entrevista

Mauro Pérez: "El fútbol me llevó por un camino que ha resultado ser apasionante"

10.08.2018 | 23:05
Mauro Pérez: "El fútbol me llevó por un camino que ha resultado ser apasionante"

En vísperas del amanecer liguero, LA OPINIÓN DE TENERIFE entrevista a los isleños que serán protagonistas de la nueva temporada. Mauro Pérez (Santa Cruz, 1973), desde la perspectiva de director deportivo en el Albacete. El único canario en un cargo de tan alta responsabilidad asume su primera experiencia con este rango. Le avalan sus conocimientos, su trabajo sesudo para Rayo y Getafe, la ilusión y la validez de sus primeras decisiones en el club del Belmonte. Isaac Aketxe, Aleix Febas, Eugeni Valderrama... y así, hasta diez nuevas incorporaciones para un proyecto nuevo, que lleva su sello. La entrevista (telefónica) se produce el miércoles a media mañana, en un receso entre llamada y llamada. Los móviles de Mauro echan humo. No para. Sus reflexiones, un potosí para descubrir la difícil misión del director deportivo. Un puesto que le apasiona, como así demuestra a cada silencio y a cada respuesta.

Tras su paso por otros clubes importantes, ha sido el Albacete el primero que apuesta por usted para un cargo tan relevante. ¿Le ha llegado la gran oportunidad de su carrera?
La verdad es que sí. Y estamos trabajando muchísimo. Han venido dos personas conmigo, una del Getafe y otra del UCAM, pero que ya la conocía de una etapa anterior en el Elche. Y hemos tenido que ejecutar un montón de operaciones, sobre todo salidas de jugadores, hasta 11. Además, ya llevamos diez fichajes y nos quedan por hacer dos más.

Con un sitio relevante en la estructura de un equipo profesional, ¿llega para usted la oportunidad que siempre soñó?
Yo no me marcaba objetivos en cuanto a ocupar un cargo en concreto. Cuando dejé de jugar al fútbol empecé a entrenar, luego estuve en la coordinación de la escuela del Barça, surgió la opción de irme al Rayo como analista y ahí sí es verdad que empecé a hacer mis pinitos en la secretaría técnica. Es el fútbol el que me ha llevado por este camino, que al final ha resultado ser más apasionante que cualquier otro.

Llega avalado por sus años en Vallecas o Getafe. Pero supongo que será diferente enfrentarse a los retos de esta temporada como primer espada. Esto es, desde la condición de máximo responsable de todo: altas, bajas...
Sí es cierto que llegamos con una cierta experiencia. Los años que estuve en el Rayo y el Getafe aprendí cómo se maneja esto, pero soy de los que piensa que todos los días se aprenden cosas nuevas. De hecho, en la rutina de cada jornada te parecen constantemente nuevos problemas y nuevas situaciones que hay que ir resolviendo. ¿Que me voy a equivocar por ser la primera vez? Pues seguramente, todos nos equivocamos. Pero de eso también se aprende.

Imagino su día a día: varios teléfonos, una llamada tras otra, estrés, jornadas laborales sin descanso... ¿Es la vida de los directores deportivos tal y como la suponemos en estos días de verano?
Pues sí, así estoy, no te voy a engañar. Se trabaja siempre por teléfono. En Madrid sí es cierto que se trabaja mucho el cara a cara, pero a medida que te alejas de la capital, prima el teléfono y las reuniones bis a bis se producen ya cuando el acuerdo es una realidad. Así que podemos suponer que en Canarias el hándicap es todavía mayor. Y sí, la realidad es que no paramos. Entro a las nueve de la mañana y salgo a las once de la noche. Y aún entonces hay llamadas que quedan por hacer, sobre todo si trabajas el mercado suramericano. A veces, me veo que incluso estoy atendiendo al teléfono de madrugada. Es una locura.

¿Qué ha sido lo más complicado para Mauro Pérez desde su incorporación al cargo?
Para mí, lo más complicado de este año en el Albacete ha sido convencer a la gente del proyecto y de la validez del equipo que estamos trabajando. Al menos, así fue al principio. Luego ya con el camino avanzado y con los primeros nombres aquí, pues ya te resulta más fácil convencer a los jugadores de que el proyecto va a ser atractivo. Es algo que ya nos tocó hacer en Getafe, donde al final armamos un proyecto competitivo. Una vez que haces una buena campaña, ya al año siguiente es más sencillo convencer, persuadir. Pero evidentemente al principio, cuesta más.

¿Cómo es el Albacete que viene? Da la impresión de que han llevado a cabo una auténtica revolución.
Hemos tenido que hacer un equipo nuevo. Hemos tenido que negociar un montón de salidas, luego un montón de incorporaciones... y enseguida tendremos que abordar alguna renovación que otra.

Cuénteme. ¿Hasta qué punto les condiciona el tope salarial y en qué medida ha cambiado la forma de trabajar? Entiendo que ya los clubes no pueden gastar tanto como les gustaría.
Básicamente es eso. Tienes un dinero y sabes que si un mediocentro te cuesta más de lo que creías que te iba a costar, ese dinero hay que descontarlo de otra posición. Por eso no fichas siempre lo que quieres, sino lo que puedes. Nosotros intentamos mantener un cierto equilibrio: fichar lo que podemos, sí, pero qu e también sea lo que queremos y lo que necesitamos.

Ahora que le ha llegado la oportunidad de ejercer como director deportivo a escala profesional, ¿cree que a los canarios se les valora más fuera que en casa? ¿Por qué cuesta que aquí se apueste por la gente de la tierra?
Empiezo por decirle que para mí el sitio perfecto para vivir es Canarias y concretamente Tenerife. Y si afino más, el sur de Tenerife. El problema que tenemos es que estamos muy cómodos porque vivimos en el mejor sitio del mundo. Si tienes trabajo, a tu familia cerca y estás a gusto, te cuesta moverte. Es difícil dar el salto. A mí en un momento anterior se me brindó la oportunidad de salir y dije que no. Por eso vi el de Vallecas como mi último tren. Decidí arriesgar, y de momento ha ido todo bien. Pero cada día es un examen y si fallas, al final te quedas fuera de la rueda. Y eso no es lo que yo quiero que suceda conmigo.

Le repetirán esta pregunta un montón de veces. ¿Le gustaría que la oportunidad le llegase en el Tenerife?
Vamos a ver. Mi padre jugó en el CD Tenerife nueve temporadas, yo estuve también durante tres años... Entonces, el equipo de mi tierra es ese. El equipo de uno es el Tenerife. Si bien entiendo que no todos cabemos en el Tenerife, sí se que hay mucha gente cualificadísima que tampoco tiene la posibilidad de estar ahí. Porque los que están dentro entienden que los válidos para llevar el proyecto son ellos. ¿Que si me gustaría estar? Pues por supuesto... ¿A quién no le gustaría? Evidentemente sí, pero ahora mismo no me lo planteo porque estoy centrado al cien por cien en la labor que me toca, que es hacer un buen papel en el Albacete Balompié.

Y hasta donde me pueda contar, ¿le ha tocado este verano negociar o hacer algún trato con el Tenerife? ¿O no se ha dado esa oportunidad?
No. En concreto con el Tenerife no. Con otros clubes sí porque hemos traído futbolistas cedidos de otros sitios pero con el Tenerife no me ha tocado hablar.

¿Qué análisis hace de la Segunda División que empieza el viernes próximo? ¿Comparte la tan extendida idea de que estamos ante la Segunda con más nivel de toda la historia o es una exageración?
He leído por ahí que será la Primera B. Y es una definición acertada y muy buena. Piensa que hay equipos campeones de competiciones europeas, equipos que han jugado UEFA, que han ganado Copas del Rey... Hay clubes muy potentes. Quitando a los seis grandes de Primera, creo que en Segunda están los estadios más importantes de toda España. Hay entidades con mucha solera y muy potentes, pero también te digo que para mí el Rayo Majadahonda o el Extremadura, que son los últimos que ascendieron, me merecen el mismo respeto que todos los demás.

¿Dónde ve al Albacete al final de temporada?
Nuestro objetivo son los 50 puntos, evidentemente. Luego ya veremos dónde nos sitúa la clasificación.

¿Y qué equipo cree que está fichando mejor? ¿Cuál de sus colegas cree que está haciendo un mejor trabajo de reconfiguración de su plantilla?
Pues creo que Las Palmas está fichando muy bien. Luego hay movimientos interesantes del Deportivo de La Coruña, equipos como el Lugo que traen una base sólida de años atrás... Insisto en que va a ser una Segunda muy igualada y muy competida. Estoy seguro de ello.

¿Y el Tenerife?
El Tenerife creo que hizo una muy buena operación, un movimiento muy acertado con la salida de Juan Villar, que fue lo que le permitió a continuación traer a Naranjo y a Nano. Yo me alegro de que acierten y me alegraré de que les vaya bien, pues evidentemente no deja de ser el equipo y el club de mi tierra. Les deseo lo mejor, claro que sí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente