09 de agosto de 2018
09.08.2018
Fútbol Supercopa

En Tánger, el Barça juega en casa

El equipo catalán estará arropado por un público local donde cuenta con muchos seguidores

08.08.2018 | 23:21
En Tánger, el Barça juega en casa

Unos 3.000 aficionados del Sevilla viajarán desde Tarifa

  • Unos tres mil aficionados se prevé que utilicen el puerto de Tarifa (Cádiz) para viajar en los próximos días por barco a Tánger (Marruecos), donde el próximo domingo el Barcelona y el Sevilla disputan la Supercopa de España de fútbol. El Ayuntamiento de Tarifa acogió ayer una reunión de coordinación del operativo con motivo de la disputa de este partido y la Subdelegación del Gobierno en Cádiz informó posteriormente en un comunicado de que unos tres mil aficionados, en su mayoría del Sevilla, utilizarán el puerto este fin de semana, sobre todo el domingo. “Muchos vendrán en autobuses, aunque se espera también un incremento notable de vehículos particulares”, explicó el coordinador de la Administración General del Estado en el Campo de Gibraltar, José Medina. Ante esta previsión, se ha habilitado un aparcamiento para el transporte colectivo, así como zonas fuera del casco urbano para estacionar los vehículos sin que se interfiera el tráfico normal de la ciudad. El coordinador recomienda que los que tengan intención de viajar este fin de semana lo hagan con idea de llegar a Tarifa con antelación suficiente para “evitar prisas de última hora provocadas por el incremento del tráfico” por las carreteras y en el posterior recorrido desde los aparcamientos hasta el puerto. El impacto que pueda tener en la Operación Paso del Estrecho (OPE) “está controlado porque el grueso de los desplazamientos ya se han producido”, añade Medina, además de que las compañías marítimas reforzarán sus servicios.

A pesar de jugar a casi 1200 kilómetros del Nou Camp, el FC Barcelona jugará la final de la Supercopa el próximo domingo ante el Sevilla casi como en casa, arropado por un público local donde la afición blaugrana tiene ya una larga historia. Las peñas con las que cuenta el Barça en Marruecos asistirán al encuentro en bloque: "Vamos a ser más de 700 personas de todo el país; iremos vestidos todos iguales y tenemos previsto desplegar un tifo gigante", cuenta a Efe Yusuf Bennani, de 44 años, especialista en marketing y presidente de la peña de Casablanca y de la federación de peñas blaugranas marroquíes.

El Barça, por cierto, ya jugó en Tánger en 2012 en un encuentro amistoso contra el Raja de Casablanca, al que infligió una humillante derrota por 8-0. Además de la peña de Tánger, asistirán al partido del domingo las de otras ciudades marroquíes: Tetuán, Rabat, Fez, Marrakech, Casablanca, Chauen, Kenitra, Meknés, El Yadida y hasta de la ciudad de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental.

Solo el Real Madrid puede contar en Marruecos con una afición tan numerosa y entregada por todo el país; de los demás equipos españoles, solo cuentan algunos "excéntricos" aficionados al Bilbao o al Atlético de Madrid, pero los sevillistas locales son inexistentes.

Los partidos entre el Madrid y el Barça se viven en Tánger y en el resto de Marruecos con tanta o más pasión que el fútbol local, llegando a paralizar avenidas enteras, y no faltan las disputas y reyertas (a veces a navajazos) entre marroquíes merengues y culés.

¿Animarán al Sevilla los numerosos merengues de Marruecos? Es dudoso que quieran pagar las entradas (de 33 a 190 euros) que cuesta el partido. Bennani asegura que la Supercopa va a atraer a peñas barcelonistas de España, por supuesto, pero incluso de países del Magreb: veinte culés tunecinos de la peña de Sfax asistirán al partido, y posiblemente también una pena de Argelia.

Viaje relámpago

El hecho de que el Barça haya decidido "minimizar" su estancia en la ciudad de Tánger ha imposibilitado,de momento, la celebración por las peñas de eventos en torno al partido mismo. Y es que el club blaugrana no tiene previsto pasar ni una noche en Tánger, sino que aterrizarán en la ciudad a media mañana del domingo para seguidamente almorzar y descansar en un hotel local antes del encuentro, y tomar el avión de vuelta poco después del pitido final hacia la ciudad Condal.

En Tánger se rumorea que Messi no participará en el viaje; también, que la tradicional rueda de prensa previa al encuentro se hará en Barcelona. A algunos esta celebración "bajo mínimos" de la Supercopa no les ha sentado muy bien, como dice el corresponsal local del diario L'Opinion: "No es de recibo que se permita tal actitud: el evento no es solo el partido en sí, sino todo lo que conlleva: el antes y el después", se lamenta.

En cuanto al tifo gigante que los culés han preparado, el lema viene con "picante": traerá el mensaje en catalán de que "De Tánger a Lagüera, som tots culés".

Lagüera es el extremo sur del Sáhara Occidental administrado por Marruecos y reclamado por el Frente Polisario, un tema que para los culés marroquíes es aún más sagrado que los colores blaugranas. Cataluña, por cierto, es uno de los lugares donde el independentismo saharaui tiene más simpatizantes.

En una ocasión, el Barça mandó una aplicación para teléfonos móviles donde salía el mapa de Marruecos sin el Sáhara Occidental: la Federación de Peñas Blaugranas protestó inmediatamente ante el Barça y el club catalán rectificó, según asegura Bennani.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine