12 de julio de 2018
12.07.2018
Baloncesto Actividades veraniegas

Sergio solo piensa en divertirse

El base se lo pasa en grande en su campus, fiel a la filosofía de "disfrutar del momento"

12.07.2018 | 00:36
Sergio solo piensa en divertirse

Bermúdez: “Vamos a cumplir los plazos con las obras”

  • La comparecencia ayer de Sergio Rodríguez ante los medios coincidió con una visita institucional a su campus encabezada por el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez. Esta visita contó además con la concejala de Deportes, Verónica Meseguer; el presidente de la FIBT, Rafael González, y el responsable de Relaciones Institucionales de Cajasiete, José Manuel Garrido, además del director del campus, José Carlos Rivero, y de Carlos Baucells, por el colegio La Salle. “Las obras marchan muy bien, estamos muy contentos y vamos a cumplir los plazos previstos para tener en Santa Cruz de Tenerife la mejor Copa del Mundo femenina que se haya hecho nunca”, dijo el rector sobre la reforma que se lleva a cabo en el capitalino Palacio Quico Cabrera. Sergio, por su parte, admitió que “poder vivir una Copa del Mundo, y más aún con la selección española en su mejor momento, será algo histórico”. “Aquí siempre se ha seguido mucho el basket femenino y este evento le dará un impulso muy grande”, señaló el base. C. G.

Sergio Rodríguez vuelve a sus orígenes. Las obras que se llevan a cabo en el Palacio de los Deportes de Santa Cruz han obligado a trasladar de sitio el Campus de Sergio Rodríguez. Un cambio de ubicación al colegio La Salle, precisamente donde el Chacho y el baloncesto comenzaron su particular idilio. Hacía 12 o 13 años que no venía por aquí y la verdad que esto ha cambiado bastante", admitía ayer el base isleño, que enseguida recordó sus orígenes. "El primer equipo de baloncesto en el que jugué como actividad extraescolar, con 7 u 8 años, fue aquí. Las canchas han cambiado pero el entorno sigue igual y guardo grandes recuerdos. Aquí empecé a disfrutar y a divertirme con el basket", apuntaba el tinerfeño con cierta nostalgia. Ahora, Sergio, como figura de un evento que lleva su nombre, sigue divirtiéndose. "Me encanta jugar al baloncesto y disfruto cada día entrenando o con un balón en la mano; es una suerte poder estar aquí con mi gente, me veo reflejado en ellos", decía sobre los casi 200 jóvenes con los que comparte vivencias esta semana y a los que les aconseja "precisamente eso, que se diviertan".

Rodríguez deja atrás un curso que califica como "muy intenso", en el que ha "he tenido mucha suerte con las lesiones", y "bonito en lo profesional y en lo personal". "Mi familia y yo nos hemos adaptado a Moscú y lo hemos disfrutado. Me encanta cambiar de entorno y veo que me puedo adaptar", reseña, sin retos a mucho tiempo vista. "Estoy disfrutando del momento y me siento un afortunado de poder estar en los equipos y en los sitios en los que he estado. Ahora tengo contrato en el CSKA y es lo único que ocupa todo en mi mente. No puedo pensar mucho más allá, aunque también es cierto que todo va muy rápido y hay que disfrutarlo", señala el base, consciente de que ya tiene 32 años. "Estoy en un momento personal y profesional muy bueno", deja claro por si alguien pensara en que entra en la recta final de su carrera.

Cuestionado por su ausencia con España en la última ventana FIBA, Sergio dejó abierta la opción de volver en los duelos de septiembre. "Vamos a intentarlo", dijo, deseando que por fin acabe el conflicto entre FIBA y Euroliga. "Es un tema que se debe solucionar por el bien de todos y del basket en general. Todos queremos jugar con nuestros clubes y en la selección", añadió. Mientras, ajeno a esas guerrillas, el Chacho sigue haciendo lo que más le gusta: jugar al baloncesto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente