04 de junio de 2018
04.06.2018
ÚLTIMA HORA
El Gobierno británico respalda el acuerdo del Brexit
Categoría Preferente / Promoción de ascenso a Tercera División
Unión Viera11Icodense
 

El Icodense logra un alentador empate en la ida ante el Unión Viera

El estadio de El Molino decidirá el futuro inmediato de su propietario

04.06.2018 | 02:13
El Icodense logra un alentador empate en la ida ante el Unión Viera
Ascenso a Tercera División. Partido Unión Viera-Icodense

El estadio de El Molino decidirá el futuro inmediato de su propietario, el Glassydur UD Icodense, así como el de su visitante el próximo domingo, el Unión Viera, después de que ambos dejaran las espadas en todo lo alto luego de que el choque de ida, disputado este domingo en el estadio Alfonso Silva, finalizase con empate a un gol.

El veterano Rubén Rosquete adelantó a los tinerfeños con un golazo de vaselina que encendió y enloqueció al graderío, pues los aficionados icodenses lo celebraron por todo lo alto, no sólo por la belleza de la acción, sino por ser conscientes de lo que significaba anotar un gol en campo contrario en una eliminatoria de este tipo. La igualada la pondría en el marcador el exterior zurdo local Álvaro Rodríguez, que tras rechazar Chuky el lanzamiento de un penalti ejecutado por Christian Barrios. Los primeros 45 minutos fueron intensos, además de tensos, y bastante emocionantes. Los locales ponían un poco más de aplomo en sus acciones e imprimían un ritmo pausado que les generaba controlar el choque, pero los ayer celestes pronto dieron muestras de ser unos expertos en el dominio del contragolpe y aprovechaban los numerosos errores del centro del campo local para plantarse con peligro en las inmediaciones de los dominios de Pablo Cubas.

Tras el obligado paso por vestuarios, la segunda mitad del choque transcurrió por los mismos derroteros que la primera. Un Viera que pretendía rasear el esférico para jugar al fútbol, que lo lograba por momentos y combinaba, pero que no lograba llegar al área rival. De resto, el Glassydur Icodense mostró mayor oficio, se estiró mejor sobre la cancha y dispuso de mejores ocasiones que los rojinegros.

Así, Alexis lanzó en largo y con ventaja a Rubén Rosquete, para que el centrodelantero, tras controlar y avanzar unos pasos, picase de vaselina sobre la apurada salida de Pablo Cubas. La igualada llegaría tras un agarrón de Míchel sobre Joel. El colegiado señaló una pena máxima que lanzó a lo Panenka Christian Barrios, el esférico lo rechazó Chuky pero Álvaro, más listo que ninguno, fue a por el balón y lo cabeceó hacia el fondo de las mallas.

De ahí al final, tarascadas y más tarascadas y mayor despropósito arbitral con la acción en la que el trencilla mostró una cartulina roja, pero nadie abandonó el terreno de juego. Inconcebible, pero tan cierto como que, al final, el arbitraje no contentó ni a unos ni a otros; nada quedó decidido y el próximo domingo, en El Molino, se sabrá quién retornará a la Tercera División.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente