20 de mayo de 2018
20.05.2018
Fútbol Fase de ascenso a Segunda División B

El Tenerife B cosecha en Madrid un resultado de gran valor

El cuadro que dirige Mazinho defiende su portería con mérito ante un rival capitalino que puso en aprietos al cuadro insular

20.05.2018 | 00:08
El Tenerife B cosecha en Madrid un resultado de gran valor

El Tenerife B acudía a la capital de España con la firme intención de aproximarse, un poco más, al tan ansiado ascenso a la Segunda División B. Enfrente estaba el Internacional de Madrid, un equipo que no puso las cosas nada sencillas y que merodeó la portería insular con peligro. Pese a ello, los pupilos de Leandro Cabrera Mazinho tiraron de oficio y solventaron con soltura la difícil papeleta. Siendo el marcador final de empate a cero y dejándolo todo para la vuelta, en la Ciudad Deportiva Javier Pérez.

Los primeros 45 minutos transcurrieron con dominio alterno. El miedo a fallar y la presión por lo que estaba en juego se hacía notar sobre el verde. De ello se aprovechó más el cuadro local, que a base de buscar balones largos creó peligro sobre la meta de Ángel Galván. La primera, y de las más claras del partido, llegaría en el minuto 11 para los madrileños. Herrero sacó de banda en largo buscando la segunda jugada. Ésta finalmente le llegó a Pina, quien remató de primeras y estrelló el esférico en el travesaño.

La réplica visitante llegaría en el minuto 25. Josué, de los más activos de la mañana, se marchó por banda derecha y puso un centro medido al corazón del área. Ahí emergió la figura de Portilla. Sin embargo, el zaguero no acertó a rematar con la testa, cuando se encontraba libre de marca.

Tras el paso por vestuarios, la dinámica del choque cambió. El Tenerife B se soltó los nervios y comenzó a desplegar su fútbol sobre el césped del Municipal de Boadilla. De esta manera, sobrepasada la hora de encuentro, llegó la mejor oportunidad para los blanquiazules. Faridi filtró un balón entre la defensa del Internacional de Madrid. Dejando a Josué, solo ante el meta. Finalmente el disparo del atacante insular fue desviado a saque de esquina por Miguel Ángel, tras una gran intervención.

Pasaban los minutos, y los locales seguían con su afán de buscar el peligro en las jugadas a balón parado y los desplazamientos en largo. A pesar de ello, la escuadra tinerfeña no se dejó amedrentar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

anteriorsiguiente