18 de mayo de 2018
18.05.2018

En busca del prestigio perdido

El Tenerife, obligado a vencer hoy al Sporting para detener su caída en el antepenúltimo partido de la temporada

18.05.2018 | 00:32
En busca del prestigio perdido

Conjurados para volver a ganar

  • Durante toda la semana, los jugadores del representativo se han postulado a favor de la continuidad en el cargo de Joseba Etxeberria, que peligra más allá de junio. Pero los futbolistas han de pasar de los hechos a las palabras y brindar a su entrenador una imagen mucho mejor de la ofrecida ante Almería y Reus. Ante ambos rivales, el cuadro blanquiazul no pasó del empate. Tales puntos le habrían bastado para seguir en la carrera por la promoción, que ya es un imposible. Aunque apenas haya alicientes, se deben a sus aficionados y al propio Etxeberria, cuya reputación se ha visto lastrada por los últimos malos resultados.

Para el Tenerife, otro suplicio; para el Sporting, una final. El penúltimo partido de la temporada en el Heliodoro (hoy, 20:00 horas) contrapone dos estados anímicos absolutamente diferentes. El representativo buscará detener su caída y no debilitar aún más su dañado prestigio. En una temporada llamada a ser la del regreso a Primera, el cuadro blanquiazul se ha desmoronado en la clasificación hasta comparecer undécimo a la cita de esta tarde. Un sitio impensable para un proyecto aspirante.

Nadie podía presagiar hace algunas semanas que el choque de hoy sería intrascendente para los insulares, que han reducido a cero sus opciones de jugar la promoción tras cinco partidos sin ganar. Un lastre que también condiciona a Etxeberria, cuyas perspectivas son bien diferentes que hace un mes. Tanto es así que ya apenas nadie cree en la renovación del vasco, a quien el club ya ha empezado a buscar un relevo.

El partido, vacío de alicientes para el Tenerife, sí es una finalísima para el Sporting. Tras sucumbir contra Zaragoza y Barça B, un equipo que parecía disparado hacia el ascenso directo ha ralentizado el paso. Y hoy solo le queda ganar si quiere meter presión a sus competidores, Huesca y Rayo, que harán fuerza en la distancia por un triunfo blanquiazul. El cuadro gijonés será dirigido por el segundo de Baraja, sancionado por su antirreglamentaria intervención en el último partido de los astures; y el hijo pródigo del tinerfeñismo, Nano, regresará al Rodríguez López con la etiqueta de suplente. Si marca, no lo celebrará.

Para rescatar la mejor versión del Tenerife, Etxeberria volverá a sus orígenes. Nada de experimentos, como en Reus; y sí una apuesta decidida y firme por el sistema que le trajo mejores réditos desde su llegada al banquillo. La disponibilidad de Bryan -tras cumplir sanción- hace factible que juegue con dos pivotes otra vez (Alberto y Milla) con el hondureño como escudero del delantero centro. Además, es probable la titularidad de Villar por su flanco más natural y que regrese Mula, sacrificado hace siete días y que ha ido perdiendo fuelle con el paso de las jornadas.

Aunque el club ha mantenido activas las promociones anunciadas hace semanas para incrementar la afluencia al Heliodoro, se espera una entrada de público más bien pobre. Cero ingredientes para acudir a la cita de hoy, además en viernes y con televisión en abierto. Pero quienes vayan podrán firmar por la grada Rommel Fernández y asistir a la entrega a la feligresía local de un premio a su compromiso. La del Tenerife ha sido declarada la mejor afición de Segunda. Y hoy se le reconocerá como tal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente