16 de mayo de 2018
16.05.2018
Fútbol CD Tenerife

El futuro pasa por Madrid

El filial y el juvenil se la juegan esta semana a tan solo unos kilómetros de distancia

16.05.2018 | 03:11
El filial celebra el título de campeón de Tercera en Güímar, el pasado domingo.

Milla y el reto de acabar bien

  • "No es la situación que queríamos y no estamos donde queríamos, pero vamos a intentar acabar de la mejor forma posible", anotó ayer Luis Milla, uno de los revulsivos del representativo en la segunda mitad de esta campaña. Según dice, "da rabia" verse como convidados de piedra en estas tres últimas jornadas. "En momentos determinados las cosas se decidieron por detalles y no estuvimos lo finos que deberíamos haber estado tanto en ataque como en defensa. El partido del Huesca nos hizo mucho daño. El equipo lo ha intentado, aunque no ha sido posible", lamentó el madrileño. M. D.

Madrid decide el futuro de la cantera. En apenas unos kilómetros de distancia y con solo 24 horas de diferencia, el filial y el juvenil A del Tenerife se la juegan este fin de semana. Primero será el turno para los de Leandro Cabrera, Mazinho, que rinden visita al Internacional de Madrid. Un día después, los de Cristo Marrero buscarán su pase a la siguiente ronda de la Copa del Rey contra el Rayo Vallecano.

En horario matinal. El Inter ha fijado para el sábado (11:00 horas) el primer duelo de su eliminatoria contra el filial. Será en el Municipal de Boadilla del Monte, con capacidad para solo 1.000 espectadores. El objetivo de los blanquiazules será dejar abierto el cruce para su segundo y definitivo episodio, que tendrá lugar en la Isla. Mazinho recela del potencial madrileño. "Han quedado primeros en un grupo muy potente, con rivales muy cualificados", aduce. Será una confrontación de estilos y también de edades, pues el cuadro peninsular destaca "por su veteranía y experiencia en la categoría".

En Geneto. La vueltá será en el campo 2 de la Ciudad Deportiva Javier Pérez. Desde el club ni se han planteado la mudanza al Heliodoro Rodríguez López. Jugar en el estadio capitalino y ante miles de espectadores sería un estímulo para los jugadores del B, pero también un arma de doble filo. El campo se les haría largo y no se sentirían a gusto, como ya ocurrió con otros filiales cuando utilizaron el recinto de la calle San Sebastián. En todo caso, ahora se centran solo en la ida y sueñan con ganar. El Inter no es imbatible, como así demuestran sus guarismos como local, donde cedieron hasta dos derrotas en la competición regular.

Y el juvenil, el domingo. Los de Cristo Marrero tendrán el difícil reto de la remontada ante el Rayo Vallecano. No se les dio bien la ida, en la que Borja Llarena falló un penalti. Pero las sensaciones que ofrecieron en Geneto invitan a la esperanza. El entrenador zoquero no arroja la toalla y está convencido de que los suyos podrán revertir el 1-0 adverso si rinden al mismo nivel que ya ofrecieron en la Copa de Campeones. La recompensa sería acceder a cuartos de final y seguir estirando una temporada de ensueño, en la que se proclamaron brillantes subcampeones de liga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente